El Periódico

CIBERSEGURIDAD EN EEUU

Los usuarios se unen a Apple en su desafío al FBI en Estados Unidos

Usuarios, Whatsapp y Google apoyan a Apple por su negativa de crear una puerta trasera que descifre sus dispositivos

Los usuarios se unen a Apple en su desafío al FBI en Estados Unidos

AP / RICHARD DREW

Tim Cook, director ejecutivo de Apple.

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Jueves, 18 de febrero del 2016 - 11:19 CET

Google, Whatsapp y miles de usuarios se unen a Apple en contra del dictamen del FBI de crear una puerta trasera al sistema de encriptado del iPhone que permitiría acceder a la información del teléfono del terrorista de la matanza de San Bernardino y el del resto de clientes.

El pasado 2 de diciembre, un tiroteo en San Bernardino, California, se saldó con 14 muertos y 22 heridos y se convirtió en la segunda masacre más grave de California. El atentado, como ha acordado considerarlo el FBI, fue planeado y ejecutado por el estadounidense, de ascendencia pakistaní, Syed Farooq y su esposa Tashfeen Malik. El FBI sospecha que este ataque pudo haber sido orquestado por el Estado Islámico, pero a raíz de que el matrimonio decidiera destrozar todos sus aparatos electrónicos antes de comenzar el ataque, no existe más alternativa para investigarlo que desencriptar un iPhone 5C que pertenecía a Syed Farooq que no fue destruido.

A partir de ahí la polémica ha estado servida, pues a pesar de que el FBI consiguió una orden judicial que exigía a Apple el desencriptado del teléfono, no son pocos los que han apoyado a la compañía en su decisión de negarse. Sundar Pichai (director general de Google), Edward Snowden ('caso NSA') y Jan Koum (cofundador de Whatsapp), entre otros, han apoyado la decisión de Tim Cook (consejero delegado de Apple). Y es que la resolución del juez que dictó la sentencia no se quedó en pedir que se descifrara el teléfono del terrorista, sino que además obligó a la compañía estadounidense a fabricar un software que permitiera acceder a cualquier teléfono del mundo, una especie de pirateador, cosa que ha levantado ampollas entre compañías y clientes, que preocupados por su privacidad han mostrado su apoyo a la compañía de telefonos móviles, desde concentraciones en San Francisco a miles de tuits, los usuarios de Apple se sienten divididos.

Tim Cook declaró en su respuesta que la empresa ya había proporcionado toda la información requerida para la investigación del caso, pero que no está de acuerdo con la resolución de crear una versión de iOS que pueda permitir el libre acceso a su cifrado. A través de una carta abierta publicada en la página de Apple, Cook dejó clara su postura. "El Gobierno de Estados Unidos ha demandado que Apple tome un paso sin precedentes que atenta contra la seguridad de nuestros consumidores. Nos oponemos a esta orden, que tiene implicaciones que van más allá del caso legal que nos ocupa. El Gobierno está pidiendo a Apple hackear a nuestros propios usuarios y socavar décadas de avances en materia de seguridad que protegen a nuestros clientes". Apple lo tiene claro, y cada vez cuenta con mayor apoyo de usuarios y empresarios.

El técnico comparece ante los medios de comunicación por primera vez tras la marcha de Claudio Bravo

Sepa qué le ha dicho el alemán en su adiós al Barça