El Periódico

La UE intenta poner coto el descontrol existente en la exportación de armas

Europa es el segundo gran exportador de armas, solo por detrás de Estados Unidos y por delante de Rusia

El Europarlamente pide no vender armamento a Arabia Saudí y a otros países que violan los derechos humanos

La UE intenta poner coto el descontrol existente en la exportación de armas

AP / HANI MOHAMMED

Un trabajador inspecciona la fábrica de Coca Cola destruida tras un bombardeo de la aviación Saudí, en la ciudad de Sanaa  

MARGALIDA VIDAL / BRUSELAS

Miércoles, 30 de diciembre del 2015 - 12:35 CET

Las condiciones de seguridad han cambiado radicalmente en la Unión Europea en los últimos meses. La proliferación de conflictos armados -en Ucrania, Siria, Irak y Libia- y sus consecuencias han marcado la agenda de seguridad de los estados miembros de la UE.A la cercanía de las guerras se suma la amenaza terrorista que ha golpeado Europa en el último año.

La situación ha cambiado, y las políticas también. El control de las fronteras ha sido una de las principales medidas que han impulsado la UE y sus Estados miembros. La llegada masiva de refugiados a raíz de la guerra siria y la voluntad de evitar la entrada de terroristas en territorio europeo han motivado nuevas decisiones para blindar el espacio Schengen de libre circulación de personas.

Pero la amenaza no está solo en el exterior, y la procedencia francesa y belga de los atacantes identificados de París lo demuestra. Por eso la reacción de Bruselas también se ha centrado en la seguridad interna y el control de armas es otra de las grandes prioridades de las instituciones europeas.

Los países de la UE en conjunto son responsables del 30% de las licencias de exportaciones de armas en todo el mundo, solo superados por Estados Unidos (35%) y por delante de Rusia (25%). Francia lidera el ranking de países comunitarios en venta de armas fuera de sus fronteras, seguida de Alemania, el Reino Unido y España, cuarto exportador con el 11,5% del total de ventas europeas al extranjero a su cargo.

Estos son datos del 2013 que figuran en el informe anual de exportación de armas, publicado el pasado marzo en el Diario Oficial de la UE. Las cifras indican que el valor total de las licencias de exportación de armas concedidas es de 36.700 millones de euros. Casi el 71% de ellas son destinadas a países no comunitarios, entre los cuales Estados Unidos y Arabia Saudí son los máximos receptores.       

"LA UE NO DEBERÍA ARMAS A DICTADORES Y TERRORISTAS"

La Unión Europea es la única organización regional que cuenta con unas normas jurídicamente vinculantes sobre exportación de armas convencionales. En 2008, el Consejo aprobó la ‘Posición Común’, un documento que establece ocho criterios que sirven de base a los Estados miembros para valorar las solicitudes de licencias de exportación de tecnología y equipos militares.

Una de estas normas es la prohibición de vender armamento a países que no respetan los derechos humanos y la ley humanitaria internacional. “Lamentablemente, uno de los mayores compradores de armas europeas es un régimen dictatorial brutal, Arabia Saudí”, explica Bodil Valero, eurodiputada sueca del grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea.

Valero ha sido la impulsora de una moción, aprobada en el Parlamento el 17 de diciembre, que exige una mayor regulación de la exportación de armas en la UE y un cumplimiento más estricto de las normas. “La UE no debería armar a dictadores y terroristas; queremos enviar un mensaje muy claro a los estados miembros: no aceptaremos la exportación de armas irresponsable a regímenes que violan los derechos humanos”, declara Valero.

Oriente Próximo es la región que, en conjunto, recibe más armas provenientes de los países comunitarios. Pese a la existencia de la Posición Común que pretende converger políticas, son en última instancia los Estados miembros los que tienen la competencia en materia de exportación de armamento. “Queremos que se establezcan sanciones reales para los que incumplen las normas y con ello amenazan no solo la seguridad de los ciudadanos de los países receptores sino también la de los europeos; las armas estimulan el extremismo y el terrorismo”, explica la europarlamentaria.

Más transparencia

Si bien la Posición Común no ha tenido un impacto relevante en el control de exportaciones de armas, sí ha afectado de forma positiva al intercambio de información entre los Estados miembros y a la transparencia en la concesión de licencias. La UE elabora un informe anual sobre las exportaciones de armamento. Además, cada país tiene la obligación de presentar un informe nacional con sus datos específicos.

A pesar del avance en este campo, todavía son varios, los países que aportan información incompleta. Es el caso de los mayores exportadores europeos, como Reino Unido y Alemania, que no indican en sus informes el valor real de sus exportaciones de armas, sino que solo incluyen los datos estimados.

Más control en la compra de armas de fuego

La Comisión Europea propuso a mediados de noviembre un paquete de medidas para dificultar la compra de armas de fuego en la UE. Tras los ataques de París y coincidiendo con la alerta máxima por amenaza terrorista en Bruselas, el Ejecutivo europeo propuso revisar la directiva sobre armas de fuego, para reforzar los controles de compra y posesión.

La Comisión exigía también establecer una regulación sobre la desactivación de armas y un plan de acción para luchar contra el tráfico ilegal de armas y explosivos. Se prevé que la nueva legislación sobre armas de fuego entrará en vigor en julio del 2016, después de la aprobación del Consejo y de la Eurocámara.

El futbolista portugués es una de las debilidades de los técnicos del Barça. Encaja en el proyecto y el club espera que se dé la oportunidad para poder contratarlE

André Gomes, protagonista de nuestra portada de este miércoles