El Periódico

ÚLTIMA HORA 'The Square', de Ruben Ostlund, gana la Palma de Oro del festival de Cannes

DIFUSIÓN DE FOTOS AL INSTANTE

Instagram se consolida como red social de denuncia en los disturbios de Atenas

Los usuarios de la plataforma publicaron multitud de imágenes de los incidentes del domingo

MAYKA NAVARRO

Martes, 14 de febrero del 2012 - 16:58 CET

  • Otra foto impactante de los antidisturbios.

  • Una entidad bancaria en llamas durante los disturbios.

  • Impactante toma de unos policías antidisturbios.

  • Varios comercios arden en el centro de Atenas.

  • La policía se enfrentó a los cócteles molotov que lanzaban los manifestantes más violentos.

  • Toma de los enfrentamientos de la policía contra los manifestantes.

  • Algunos manifestantes alterados prendieron fuego a algunos edificios como este antiguo cine

  • Una pintada simbólica en el Banco Nacional Griego.

  • Los efectos del fuego en un banco al día siguiente.

  • Perspectiva de la ciudad con una columna de humo en el horizonte

  • Perspectiva de las calles de Atenas.

  • Una pintada en un muro ateniense.

  • Un cajero destrozado cerca de la plaza de Syntagma.

"¿Alguien controla igers de Atenas para seguir los disturbios de esta noche?" La pregunta circulaba el domingo desde media tarde por Instagram. @slimjazz, uno de esos usuarios al tanto de lo que pasa en esta red de locos por la fotografía, respondió a la petición en cuanto la leyó: "Se han creado varios hashtag. #12fgr es el principal, aunque encontraréis imágenes de la revuelta en #athens o #greece”.

En efecto, #12fgr recopila las mejores instantáneas de la larga noche de disturbios del domingo en Atenas y a pesar de que Twitter sigue siendo la principal red social de denuncia ciudadana, Instagram encontró esa noche un hueco como herramienta de protesta que se consolida poco a poco.

Solo han pasado 13 meses desde que el norteamericano Kevin Systrom creó esta aplicación de fotografía para Iphone que ya cuenta con 15 millones de usuarios en el mundo, y un fondo catalogado de 500 millones de imágenes. Las últimas más vistas, las de la revuelta de Atenas.

Cada red social tiene su momento. Twitter tuvo su puesta de largo en los atentados de Bombay de noviembre del 2008, cuando varias bombas en hoteles, restaurantes y establecimientos de la capital financiera india se saldaron con 173 muertos. Pocos minutos después de las explosiones, la CNN utilizó para sus informativos los datos que tuiteros atrapados en los hoteles colgaron en las redes. Después llegó la primavera árabe y Twitter y Facebook se conviertieron no solo en cadenas de transmisión de datos e imágenes, sino en actor principal de las revueltas como herramienta de convocatoria de muchas de las manifestaciones y protestas celebradas.

Puesta de largo

¿Ha llegado el momento de Instagram como plataforma de denuncia gráfica? Podríamos decir que los conflictos de Atenas han sido un buen ensayo de lo que la aplicación puede dar de sí. Instagram tiene la virtud de que saca al artista y fotógrafo que algunos llevan dentro. Fácil de utilizar, la variedad de filtros al alcance del usuario permite convertir las tomas en estampas de ensueño. Fotos de autor dignas de imprimir y enmarcar. Pero Instagram es mucho más que eso.

Mientras la gran mayoría de usuarios mima sus galerías con imágenes de muchísima calidad tanto en la captura como en la edición, cuidando también el texto que acompaña la foto, otros, cada vez más, utilizan Instagram como una buena y eficaz red social de comunicación. Un transmisor de imágenes, donde lo que importa no es tanto la calidad sino la inmediatez, el documento gráfico del momento. Y al que se puede añadir textos sin la censura de los 140 caracteres que impone Twitter. Y eso es justo lo que pasó el domingo por la noche en Atenas.

Twitter siguió reinando, pero los igers (acortamiento de instagramers) buscaron en Instagram las imágenes de Atenas, y estas no defraudaron. @mirek_cz @akatzou, @gellastef, @konstantinosp, @damigz, @mmgeissler y @elenkitsopoulou fueron algunos de los principales usuarios de Instagram griegos que alimentaron las galerías aquella noche.

El precedente del 15-M

Si buscamos algún precedente social en España, ese es el movimiento 15-M, que tuvo y conserva en Instagram su particular galería de imágenes ciudadanas. Durante los meses de resistencia en la Puerta del Sol de Madrid y en la plaza de Catalunya de Barcelona, centenares de usuarios utilizaron la etiqueta #15M para documentar con imágenes propias la revolución ciudadana, sin pasar el filtro de los periodistas y fotógrafos.

Para Philippe González (@philgonzalez), experto en nuevas tecnologías y redes sociales, y creador de Instagramers.com, Instagram acabará siendo una herramienta de estabilidad social: "Cuando una misma imagen de denuncia la comparten en la red más de 200 personas con un público potencial de más de 15 millones de personas, sin la mediación del periodista o el fotógrafo, para el usuario esta imagen está más que contrastada y tiene toda la veracidad".

Instagram se ha convertido en toda una revolución y no solo como espacio de fotodenuncia. Sus 15 millones de usuarios también han sido señalados por las marcas como un público objetivo de gran interés. Cuenta de ello dará este jueves en las instalaciones de Infecar de Las Palmas de Gran Canaria la sexta edición de Colaboratorio, un taller abierto en el que Aurora Michavila (@auroramichavila), la usuaria de Instagram con mayor número de seguidores en España (casi 75.000), hablará sobre la aplicación como fenómeno social en la red y como nueva plataforma publicitaria en pleno auge. Y mientras, algunos igers de renombre como Gabriel Samper (@kainks) ya organizan para los próximos 5 y 6 de mayo en Torrevieja (Alicante) el que será el primer congreso español de instagramers, con presencia de usuarios de todo el mundo.

No le asusta tener que ganarse la titularidad, pero tampoco quiere aburrirse en el banquillo