El Periódico

CRISIS HUMANITARIA EN EUROPA

Un informe acusa de "homicidio por negligencia" a la UE por contribuir al aumento de muertes en el Mediterráneo

El estudio muestra como Bruselas sabía que habría más víctimas en alta mar al sustituir la operación 'Mare Nostrum' por la 'Tritón' de Frontex

Un informe acusa de "homicidio por negligencia" a la UE por contribuir al aumento de muertes en el Mediterráneo

REUTERS / YANNIS BEHRAKIS

Un refugiado intenta mantener fuera del agua a su hijo para que no se ahogue frente a las costas de Lesbos.

KIM AMOR / BARCELONA

Martes, 19 de abril del 2016 - 20:51 CEST

La Unión Europea (UE) cambió su estrategia de rescate de migrantes en alta mar aún sabiendo que el resultado sería más trágico, con más muertos en el Mediterráneo, como así ha sido.

Así lo denuncia un informe elaborado por dos investigadores, Charles Heller y Lorenzo Pezzani, de la Universidad de Londres y de Nueva York, y que ha estado financiado por el Consejo de Investigación Económica y Social (ESRC) del Reino Unido. El documento, que lleva por título 'Muerte por rescate. Los efectos letales de las políticas de la UE de no asistencia en el mar', no tiene ningún reparo en acusar a la UE de “homicidio por negligencia”.

El estudio demuestra como Frontex, la agencia de control de fronteras de Europa, elaboró un informe interno en el que advertía sobre el riesgo que suponía sustituir la operación de “búsqueda y rescate” del Gobierno italiano, conocida por 'Mare Nostrum', por la operación 'Tritón', coordinada por la propia Frontex, mucho menos efectiva a la hora de salvar vidas humanas.

“Si no se planifica de forma adecuada y con suficiente antelación, la retirada de las fuerzas navales (italianas) de la zona provocará un mayor número de víctimas mortales”, advertía el escrito de Frontex que llevaba por título “La lucha contra el flujo de migrantes”. Aún así, los políticos europeos se deshicieron de la misión de rescate italiana que había logrado salvar 100.000 vidas.

ALTO COSTE

'Mare Nostrum', en el que participaba la Marina italiana, con barcos y aviones, y operaba dentro de las aguas territoriales libias, se puso en marcha el 18 de octubre del 2013, y debido a su alto coste económico, unos 300.000 euros al día, que financiada casi en su totalidad el Estado italiano, duró tan solo un año. El resto de países de la UE no respondieron a la solicitud de apoyo económico del Gobierno de Roma.

'Tritón', por su lado, arrancó el 1 de noviembre del 2014, no sin fuertes críticas por parte de algunos europarlamentarios y organizaciones de derechos humanos ya que, entre otras cosas, solo vigilaba aguas europeas y con muchos menos efectivos, tanto en hombres como en buques y dotaciones aéreas. El primer trágico aviso por el cambio de estrategia se dio pocos meses después -ahora hace precisamente un año- cuando tan solo en una semana dos embarcaciones repletas de migrantes volcaron con un balance de más de 1.200 muertos.

La investigación sobre la tragedia reveló que los naufragios se debieron al hecho de que el intento de rescate fue llevado a cabo por grandes buques mercantes, mal equipados y no preparados para llevar a cabo este tipo de operaciones. "La UE y Frontex eran conscientes de que los buques mercantes no son aptos para este tipo de rescates extremadamente peligrosos", recuerda el informe. En todo caso, representantes del sector ya advirtieron a finales del 2014 que sería “muy difícil salvar vidas en el mar sin la adecuada preparación”.

MEDIDA DE PERSUASIÓN

Ya entonces, pasada la tragedia, fue cuando el propio presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, admitió que “fue un error poner fin a la operación 'Mare Nostrum'”. Sin embargo, a pesar del tiempo transcurrido, nada se ha hecho para corregir esta política.

El informe financiado por la ESRC advierte que la operación 'Tritón' no está diseñada para salvar vidas, como ocurría con 'Mare Nostrum', sino que su principal objetivo es “persuadir” a los emigrantes de que no intenten cruzar el canal de Sicilia.

El documento adquiere una mayor importancia ahora, después de que el bloqueo de la ruta de los Balcanes haya situado las costas de Libia como el lugar idóneo para intentar el salto a Europa, con ayuda de las mafias.

La lista de convocados de Luis Enrique despertó una expectativa excepcional debido a la situación de Neymar