El Periódico

Entradas MOUSTACHE

Grecia responde: "No vamos a hundir barcos y ahogar mujeres y niños"

Las autoridades helenas se defienden de las acusaciones de vecinos europeos de escaso control fronterizo

Grecia responde: "No vamos a hundir barcos y ahogar mujeres y niños"

STR

Víctimas de un naufragio en el Egeo el jueves.

Javier Triana Javier Triana ESTAMBUL

Lunes, 25 de enero del 2016 - 14:05 CET

"Grecia protege sus fronteras y las fronteras europeas. Lo que no hace ni hará es hundir barcas y ahogar a mujeres y niños porque las leyes europeas e internacionales y los valores de nuestras civilización lo prohíben". El ministro adjunto griego de Asuntos Europeos, Nikos Xidakis, se ha defendido así de las acusaciones contra su país por una supuesta laxitud en el control fronterizo.

En un comunicado, Xidakis se dirigió a "círculos ultraconservadores europeos que señalan a Grecia y la presentan como la fuente del problema de los refugiados", una presión que, en su opinión, acrecenta el riesgo de que "aumente el coste humano" del éxodo entre países que sufren violencia, teorrirsmo, guerras y pobreza y la Unión Europea (UE).

Xidakis sí mostró su simpatía con "países que apoyan a los refugiados, como Alemania, Austria o Suecia". Asimismo, reclamó la puesta en marcha de los planes de reparto de refugiados y de los acuerdos con Turquía para que el flujo de migrantes remitiera.

En las últimas semanas, varios países de Europa central y oriental han acusado a Grecia de no controlar suficientemente sus fronteras, a través de las cuales entraron en Europa más de 800.000 refugiados el pasado año.

NUEVAS TRAGEDIAS

La tensión es palpable también entre los propios refugiados: según el diario griego 'Ekathimerini', una persona de nacionalidad desconocida ha muerto y otras dos han resultado heridas en una pelea entre grupos de refugiados que esperaban para cruzar hacia Macedonia en el cada vez más restrictivo paso fronterizo griego de Idomeni. El frío del invierno, con temperaturas de varios grados bajo cero, y las trabas administrativas contribuyen a aumentar la desesperación en esta peligrosa travesía hacia Europa.

Solo el pasado viernes, 45 personas (20 de ellos, niños) perdieron la vida en tres naufragios en aguas del Egeo, cuando trataban de alcanzar las islas griegas desde la costa turca. El día anterior, las muertes en estos naufragios sumaron 12 cadáveres. Hasta el 22 de enero, son 95 las muertes contabilizadas por la Organización Internacional de la Migración en el mar Egeo, mientras que casi 36.000 han llegado a Grecia por mar en ese mismo periodo.