El Periódico

El Gobierno de Rajoy mantiene el nivel 4 de alarma en España pese a los atentados de París

Se establecen "ámbitos de seguridad reforzada" , que no se hacen públicas por razones de seguridad

La decisión se ha adoptado en el seno de la reunión del Consejo de Seguridad y tras la cumbre en Interior con CNI, Policía y Guardia Civil

Fernández Díaz informa que por el momento no hay constancia de víctimas españolas en París.

ATLAS

Fernández Díaz informa que por el momento no hay constancia de víctimas españolas en París.

IOLANDA MÁRMOL / MADRID

Sábado, 14 de noviembre del 2015 - 16:53 CET

El Gobierno de Mariano Rajoy ha decidido mantener el nivel 4 de alarma en España, que ya es muy alto, y no pasar al último escalón pese a los atentados múltiples de París, que se han saldado con 127 muertos y cerca de 200 heridos -entre los que hay un español- según los últimos datos oficiales.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha confirmado que se mantiene el nivel 4, pero "con ámbitos de seguridad reforzada", que ha eludido concretar por motivos de seguridad. Según Díaz, las áreas de refuerzo dependen de "criterios operativos" que decidan los responsables de implementar las medidas que obedecen a ese nivel de alerta.

Fernández Díaz ha explicado que ha trasladado esa información personalmente al conseller de Interior, Lluís Gener, y a la consejera vasca, con quienes mantendrá "comunicación fluida". Mientras tanto, la fiscalía, las fuerzas de seguridad y el CNI se encuentran en contacto continuo con los organismos franceses.

ESCENOGRAFÍA DE ACUERDO

El ministro ha realizado estas declaraciones tras la reunión del pacto antiyihadista en la que ha intercambiado impresiones con el portavoz socialista en el Congreso de los Diputados, Antonio Hernando; con la número dos en las listas por Madrid, Mertitxell Batet y el diputado José Enrique Serrano. En el encuentro también ha participado el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez y el portavoz popular en la cámara baja, Rafael Hernando.

En una escenificación de unidad, Fernández Díaz ha comparecido flanqueado por los dos portavoces en la Cámara Baja y se ha comprometido a mantener un contacto permanente con ellos para informales, atendiendo a las "circunstancias extraordinarias".

ABIERTOS A SUMARSE

El portavoz socialista ha destacado que el pacto antiyihadista está "abierto a que se sumen las fuerzas políticas que lo consideren conveniente", en respuesta al ofrecimiento que esta mañana ha hecho Ciudadanos para sumarse al acuerdo, a pesar de que cuando fue rubricado en enero, Albert Rivera lo calificó de "propagandístico". "Hoy más que nunca se pone de manifiesto la conveniencia del pacto y la fortaleza del mismo", ha señalado Antonio Hernando.

RAJOY, EN CONTACTO PERMANENTE

El ministro del Interior ha confirmado que el presidente del Gobierno ha hablado con su homólogo francés, François Hollande y con el primer ministro, Manuel Valls. Si bien Hollande no acudirá a la cumbre del G-20 en Antalya (Turquía). Pero el jefe del Ejecutivo español sí viajará a la cita. Antes, Rajoy ha asistido a la embajada de Francia en Madrid a presentar sus condolencias.

La decisión de permanecer en el nivel 4 de alerta se ha tomado en el seno de la reunión del Consejo de Seguridad Nacional -máximo órgano asesor del Estado en materia de seguridad y defensa--, presidida por Rajoy y a la que han asistido ocho ministros, tres secretarios del Estado, el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Felix Sanz Roldán, y el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el almirante general Fernando García Sánchez.

España aumentó la misma al nivel 4 de un máximo de 5 el pasado junio, tras los atentados yihadistas perpetrados en Francia, Túnez y Kuwait, lo que significa que el país se sitúa en riesgo alto de amenaza de atentado y en la práctica un mayor control policial, incluidas las infraestructuras críticas. De hecho, las fuerzas de seguridad han abortado, en los últimos meses, varios intentos de atentado por parte de supuestos yihadistas.

La opción de colocar al país en el último de los niveles de riesgo posible hubiera supuesto, entre otras posibilidades, sacar al ejército a controlar las infraestructuras claves del Estado o lugares con peligro de aglomeración.

El asturiano no quiso referirse al posible alta de Mascherano y Arda Turan