El Periódico

Entradas para el concierto de Andrea Motis y Juan Chamorro con la Orquestra Nacional Clàssica d'Andorra

CRISIS MIGRATORIA EN LA UE

Europa teme que el cierre de los Balcanes occidentales haga resurgir rutas alternativas

Italia y España alertan sobre posibles repercusiones para la vía del Mediterráneo central y occidental

Europa teme que el cierre de los Balcanes occidentales haga resurgir rutas alternativas

EFE / YANNIS KOLESIDIS

Un refugiado envuelto en una manta, en un campo de refugiados en la frontera entre Grecia y Macedonia, cerca de Idomeni (Grecia), este jueves.

Silvia Martínez Silvia Martínez BRUSELAS

Jueves, 10 de marzo del 2016 - 19:51 CET

Ni la Comisión Europea ni la agencia para el control de las fronteras exteriores (Frontex) tienen de momento ninguna señal concreta que indique que el cierre de la ruta de los Balcanes occidentales ha provocado ya un desplazamiento de los flujos migratorios hacia rutas de entrada alternativas a través de Albania, Italia o España. Pero la preocupación de los gobiernos europeos, incluido el ministro español Jorge Fernández Díaz, ha quedado patente durante el Consejo de Ministros de Interior celebrado en Bruselas.

“Es necesario evitar que se cierren unas rutas y se abran otras porque eso no contribuiría a solucionar el problema, sino que lo trasladaría a otro sitio”, ha advertido Fernández Díaz durante un debate en el que han sido varias las delegaciones que han apuntado a la necesidad de mantenerse vigilantes. El político popular reconoce que si bien la presión por el Mediterráneo occidental y las islas Canarias está bajo control -llegaron 7.164 y 874 personas, respectivamente, en el 2015- podría haber un problema si no se presta la debida atención a Marruecos, cuyo Gobierno suspendió sus relaciones institucionales con la UE en febrero a raíz de la sentencia del Tribunal Europeo de Justicia que anula el acuerdo agrícola por incluir en el ámbito de aplicación al Sáhara Occidental.

“Hay que ayudar a Grecia e Italia e implementar el acuerdo con Turquía, pero hay otros países que están cooperando para luchar contra la inmigración irregular y esos países no pueden sentirse agraviados en relación a ayudas y procedimientos que se establecen con otros países”, sostiene. “Las mafias que trafican con personas y se aprovechan de la situación [de los inmigrantes] son malas pero no tontas”, añade.

AUMENTO EXPONENCIAL

Según los últimos datos públicados este jueves por Frontex, durante el último trimestre del 2015 llegaron por la ruta del Mediterráneo occidental -a través de Ceuta, Melilla y Andalucía- 2.783 personas mientras que 496 lo hicieron por Canarias. Se trata de un aumento exponencial respecto a las cifras del mismo período del 2014 -1.341 y 84 respectivamente- pero nada que ver con las cifras registradas por Italia y Grecia. En el caso de la ruta del Mediterráneo central entre octubre y diciembre del 2015 llegaron 21.772 personas, un tercio menos que en el mismo período del 2014, mientras que 483.910 lo hicieron a través de Grecia -15.533 personas en el 2014- que registró un flujo circular a través de Albania de otras 2.116 personas.

En total, 466.783 personas -27.290 en el 2014- siguieron posteriormente a través de la denominada ruta de los Balcanes occidentales. Con esta vía cerrada son muchos los gobiernos que temen el resurgimiento de vías de paso alternativas, especialmente a través de Libia o Albania hacia Italia. “Todavía no tenemos evidencias, pero la lógica sugiere que se podrían abrir nuevas rutas”, aseguraba el ministro italiano Angelino Alfano. No ha sido el único que ha evocado los riesgos del cierre de una ruta. También Finlandia, Alemania o Bélgica han alertado de los riesgos. “Es necesario estabilizar Libia. Por el momento, el flujo a través de Lampedusa es bajo, pero podría cambiar con la llegada del verano”, opina el belga Theo Francken. La presidencia de la UE, que ostenta este semestre Holanda, asegura que se mantendrá muy vigilante. “Tenemos que estar muy alerta”, advierte el ministro holandés Klaas Dijhoff en nombre de la presidencia semestral de la UE.

Avramopoulos pide 6.000 reubicaciones por mes

El comisario de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, ha vuelto a realizar un llamamiento a los gobiernos europeos para que aceleren el plan de reubicaciones acordado en septiembre del año pasado, porque de lo contrario todo el sistema diseñado para dar una solución a la crisis terminará colapsando. “Los números siguen siendo muy bajos. Se han ofrecido 3.412 plazas y solo se ha reubicado a 885 personas”, ha advertido sobre el plan para reubicar a 160.000 personas en dos años al que algunos gobiernos no han aportado por ahora ni una plaza ni los expertos necesarios.

Pese a la lentitud en la respuesta, valora positivamente los pasos dados en los últimos días con la reubicación de 287 inmigrantes de Italia y Grecia la semana pasada. “Esto demuestra que si los gobiernos se comprometen puede funcionar. Hay que acelerar y reubicar a 6.000 personas al mes”, ha reclamado. Según Avramopoulos, el principio de acuerdo cerrado el pasado lunes por la UE y Turquía puede ser un punto de inflexión aunque todavía quedan “muchos detalles” por aclarar antes del Consejo Europeo del 17 y 18 de marzo en Bruselas. “Resolver la crisis requerirá de esfuerzos a muchos niveles. Nadie la va a resolver por nosotros”, advierte.

No era una posición a reforzar, pero puede ser uno de los primeros fichajes del Barça. El club negocia ya la incorporación de un lateral

El relevo de Alves es el protagonista de la portada de SPORT de este martes