• Sábado 25 octubre 2014, 03:22 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión

ESCÁNDALO EN ESTADOS UNIDOS

EEUU investiga al jefe de la OTAN en Afganistán por el 'caso Petraeus'

El FBI descubre "comunicaciones inapropiadas" entre el general Allen y la mujer amenazada por Paula Broadwell

La agencia aparta del caso al agente que destapó la relación extraconyugal del exjefe de la CIA

Miércoles, 14 de noviembre del 2012 - 21:50h. Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
AGENCIAS / Washington

La dimisión del general David Petraeus al frente de la CIA por una relación extraconyugal se está convirtiendo en un culebrón de escándalo en EEUU. Si a las pocas horas de conocerse su renuncia se supo que su amante y biógrafa, Paula Broadwell, había intentado acceder a información clasificada y había enviado correos amenazadores a Jill Kelley, una amiga de la familia Petraeus que puso el asunto en manos del FBI, ahora el caso ha salpicado a otro alto mando del Ejército de EEUU. El secretario de Defensa, Leon Panetta, ha ordenado investigar al comandante de las tropas aliadas en Afganistán, general John Allen, por mantener "comunicaciones inapropiadas" precisamente con Jill Kelley.

El general John Allen, comandante de las tropas de la OTAN en Afganistán, durante un acto en Kabul, el pasado 4 de julio. MOHAMMAD ISMAIL | REUTERS

Según ha anunciado Panetta, el Pentágono está revisando entre 20.000 y 30.000 páginas de documentos, muchos de ellos correos electrónicos, según publica este martes la prensa estadounidense. En un comunicado leído por el secretario de Defensa, este precisó que fue informado por el FBI el pasado domingo de las investigaciones en torno al general y sus relaciones con la mujer supuestamente víctima de ciberacoso por parte de Broadwell.

Panetta ha precisado que el general John Allen, casado como Jill Kelley, ha negado haber actuado incorrectamente y ha subrayado que el militar "merece el debido proceso" tras destacar su exitoso liderazgo en la guerra en Afganistán. Aunque el general Allen permanece como comandante en jefe de las tropas desplegadas en Afganistán, el secretario de Defensa ha explicado que ha pedido al presidente, Barack Obama, que paralizase la designación de Allen como comandante aliado supremo de la OTAN en Bruselas. Además, estaba previsto que comandase las tropas estadounidenses en Europa, nombramientos que se pensaba eran sencillos una vez que Panetta había comunicado su propuesta a Obama, quien accedió a la proposición, según recuerda en un artículo The New York Times.

Interrogantes abiertos

Respecto al intenso intercambio epistolar, entre el 2010 y el 2012, Panetta no ha sabido o no ha querido aclarar a qué se debe el importante volumen de correos --entre 20.000 y 30.000-- ni ha detallado los asuntos que trataban. Tampoco ha explicado qué posible relación hay entre el intercambio epistolar del general Allen y Jill Kelley y los correos amenazadores que esta recibió presuntamente de la amante de Petraeus.

Panetta ha dicho desconocer cómo Allen conocía a Kelley, aunque el militar, que fue destinado a Afganistán en el 2011, había sido el segundo al mando en el Comando Central (CENTCOM), con base en Tampa (Florida) y la prensa estadounidense ha descrito a la mujer como una voluntaria en la base aérea de MacDill en Tampa. El general Allen está ahora en Washington donde tenía previsto acudir a las audiencias previstas para su confirmación como comandante supremo aliado en Europa.

Agente "obsesionado"

Otro frente abierto lo tiene el FBI, que ha apartado del caso al agente que destapó la relación extraconyugal de Petraeus y Broadwell, según publica el diario Wall Street Journal. Al parecer, la agencia estaba preocupada por la implicación "personal" del agente en este asunto. El agente, no identificado, está siendo investigado por el departamento de asuntos internos del FBI, según dos funcionarios familiarizados con el caso citados por el diario. Fue él quien inició la investigación dado que es amigo de Jill Kelley, que, tras recibir correos amenazadores, le informó de elló y este llevó el asunto a la Unidad de Delitos Cibernéticos del FBI, que inició una investigación.

Los supervisores del agente descubrieron que se había "obsesionado" con el caso y en verano le prohibieron continuar vinculado a la investigación. Al parecer, el agente había enviado fotos suyas a Kelley.

Registro en casa de Broadwell

Mientras, el FBI prosigue las investigaciones. Anoche varios agentes entraron en la casa de Paula Broadwell en Charlotte (Carolina del Norte), según han explicado fuentes de la agencia a la cadena CNN. Una emisora local asociada a esta televisión mostró imágenes de los agentes entrando con cajas y bolsas a la casa de Broadwell, pero ninguno quiso hacer comentarios a la prensa.

Noticias relacionadas

 
Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Internacional

También en elPeriódico.com