El Periódico

OFENSIVA AÉREA

EEUU bombardea un campamento del Estado Islámico en Libia y mata a 40 personas

El blanco ha sido un grupo de yihadistas tunecinos, entre ellos Nuredine Chouchane, acusado de perpetrar atentados terroristas en Túnez

EEUU bombardea un campamento del Estado Islámico en Libia y mata a 40 personas

AP

Miembros del Estado Islámico en un campo de entrenamiento en Libia.

AGENCIAS / TRÍPOLI / WASHINGTON

Viernes, 19 de febrero del 2016 - 14:13 CET

Estados Unidos ha lanzado un ataque aéreo contra un campo de entrenamiento del Estado Islámico (EI) en el oeste de Libia, según ha informado el Pentágono. El bombardeo ha causado la muerte a 40 personas. Otras seis han resultado heridas.

El bombardeo ha tenido lugar en la ciudad de Sabratha, situada a 70 kilómetros de Trípoli, la capital. Husein al Thwadi, alcalde de la localidad, ha afirmado que las bombas han impactado y destruido un edificio en el barrio de Qasr Talil, lugar frecuentado por muchos extranjeros.

La casa blanco del ataque "había sido alquilada por extranjeros tunecinos probablemente miembros de Daesh (acrónimo en árabe de Estado Islámico)", ha precisado la municipalidad.

Las fuerzas de seguridad de Túnez ya habían advertido de que cerca de esta ciudad libia, próxima a la frontera tunecina, hay campos de entrenamiento del Estado Islámico. Entre los escombros del edificio se han encontrado todo tipo de armas, algo que no es de extrañar ya que en Libia cada familia tiene armas en casa.

Un responsable estadounidense ha señalado que el ataque ha "probablemente provocado la muerte de Nuredine Chouchane", un importante dirigente tunecino del EI. Chouchane, de 36 años, es el principal sospechoso de ser el organizador de los dos últimos atentados ocurridos en Túnez contra turistas: el ataque del museo de Bardo en el mes de marzo del año pasado y que acabó con la vida de 22 personas y el que tuvo lugar en junio en un hotel de Susa en el que murieron 38.

CAPACIDAD LIMITADA

En un comunicado, el Pentágono ha dicho que "la destrucción del campamento y de Chouchane" limitará la capacidad de acción del EI en Libia, tanto a nivel de reclutamiento como de establecimiento de bases y de planificación de "ataques externos contra intereses de EEUU en la región".

Esta es la segunda vez en tres meses que aviones de Estados Unidos bombardean objetivos del EI en Libia, país que vive sumergido en el caos tras el derrocamiento en el 2011 del entonces dictador Muamar el Gadafi. El pasado 13 de noviembre, un ataque aéreo llevado a cabo por aviones F15 acabó con la vida del iraquí Abú Nabil, presentado entonces por las autoridades estadounidenses como el "más alto responsable del EI en Libia".

El bombardeo se ha producido además entre insistentes rumores sobre una posible nueva intervención militar extranjera en el país magrebí, parecida a la que contribuyó a la caída de Gadafi. Una operación a la que se oponen los países vecinos, particularmente Túnez, país que junto a Francia es el principal exportador de voluntarios al EI con cerca de 5.000 yihadistas desplazados para combatir en Siria e Irak.

La semana pasada, el secretario de Defensa de EEUU, Ash Carter, aseguró que su país continuará atacando a los yihadistas en Libia, incluso de manera "unilateral". EEUU dirige una coalición internacional que golpea casi cotidianamente al EI en Irak y Siria desde el 2014.

La expedición del FC Barcelona a Alemania ha sufrido una baja de última hora

Cristiano Ronaldo va de polémica en polémica. La última ha surgido después de que las cámaras le cazaran 'rajando' de Keylor Navas