El Periódico

Entradas para el concierto de Andrea Motis y Juan Chamorro con la Orquestra Nacional Clàssica d'Andorra

LA EVOLUCIÓN POLÍTICA EN LA FEDERACIÓN RUSA

Dmitri Gudkov: "Vivimos la crisis más grave desde la desintegración de la URSS"

El único diputado crítico del Parlamento ruso advierte de que si Putin no inicia pronto reformas políticas y económicas podría endurecerse el régimen e instaurarse una dictadura más cerrada

El parlamentario denuncia que tras el asesinato de Nemtsov, el miedo se ha instalado en el país, tanto entre la oposición como entre el sector liberal de la clase dirigente rusa

Dmitri Gudkov: "Vivimos la crisis más grave desde la desintegración de la URSS"

AFP / VLADIMIR FEDORENKO

Dmitri Gudkov.

Domingo, 14 de febrero del 2016 - 19:08 CET

Dmitri Gudkov es la única voz crítica en el Parlamento ruso. Y aunque en la Cámara estén representados cuatro partidos, en realidad es "un mismo edificio con cuatro entradas", tal y como describe el propio diputado.

-¿Cuál es el ánimo en el Parlamento? Hay mucha preocupación; sufrimos una gran crisis, y los fondos de reserva durarán hasta 2017. Nuestra economía depende del petróleo y el gas, y el presupuesto está basado en un precio de 50 dólares por barril; ahora está en 35 o menos. Ya hubo protestas, como la de los conductores de camiones. Cada vez más diputados, incluso en Rusia Unida (partido oficialista), no apoyan que el país esté aislado.

-¿Cree que la crisis hará al sistema más cerrado o más abierto? Pueden pasar ambas cosas, pero nadie sabe lo qué hará el presidente. Es una crisis muy grave, sin parangón tras la disolución de la URSS; y acaba de empezar. Es más grave que la de 1998, porque entonces, gracias a la crisis, tuvimos más oportunidades. El problema, ahora, es que nuestra economía depende del petróleo. Y eso es el pasado.

-¿En la élite rusa, los proeuropeos están bien posicionados? Aleksei Kudrin (exministro de Finanzas) es muy cercano a Putin. Le insiste en empezar reformas económicas y políticas. Aún le escucha, pero tiene enemigos. Hay una batalla entre liberales y ‘siloviki’ (exmiembros del KGB).

-¿Como influye la guerra de Siria? De forma muy negativa, sobre todo por el conflicto con Turquía. Nuestras sanciones (contra Ankara), en realidad, dañan a la economía rusa, porque era uno de nuestros principales socios. Los precios de los productos agrícolas subirán, se arruinarán sectores enteros, como el turismo... Además, crece el gasto militar, el riesgo de un ataque terrorista, y también la posibilidad de involucrarnos más en la guerra.

-Aún cree que Putin puede hacer reformas. ¿Sabe que en el exterior, la gente le tiene cada vez más miedo, especialmente por Ucrania y Siria? Putin no cree en su tasa de popularidad. Le daré un ejemplo. En 1989, un año antes de la disolución de la URSS, la popularidad de Mijaíl Gorbachov era del 52%. Se sabe que un cuarto de la población miente en los sondeos. La verdadera cifra está sobre el 55%, la misma de Gorbachov en los 80. La opinión pública puede cambiar rápidamente, y Putin lo sabe.

-Putin lleva 15 años en el poder. ¿Teme el momento del relevo? Me preocupa que el país derive hacia una dictadura. Si Putin no hace reformas, Rusia podria ir hacia allí.

-Algunas voces críticas han sido asesinadas. ¿Tiene miedo? Tengo cuidado. Es arriesgado ser político aquí, pero intento no pensar en ello. Fomento buenas relaciones; no insultar, ni desafiar a nadie.

-Nemtsov también era cortés. ¿Qué cambió el día de su muerte? Hay una Rusia antes del asesinato de Netmsov y una después. El monopolio estatal de la violencia se ha roto. Sé que no fue por orden de Putin. Sé que los investigadores quieren resolverlo. Pero no pueden, porque se enfrentan a otro grupo influyente en el Kremlin. Cuando el monopolio del Estado sobre la violencia se vulnera, los riesgos son para todos. En esta situación, todo el mundo puede perder negocios, la vida…

-¿Cuál es ese 'grupo influyente'? El grupo próximo a Kadírov (líder checheno). Hay una batalla, no pública, de permitir o no llegar hasta el final en la investigación del crimen.       

TEMAS

Robert Fernández admitió que "a Sandro le abriremos la puerta para que salga"

Leo Messi no está en el Camp Nou por una indisposición y Suárez, debido a su lesión en el bíceps femoral