El Periódico

Detenida la exnovia de Morales por tráfico de influencias

El hijo del presidente y Gabriela Zapata murió al nacer, dice el mandatario, pero una tía afirma que está vivo

Detenida la exnovia de Morales por tráfico de influencias

AP / JUAN KARITA

Gabriela Zapata, exnovia de Evo Morales, a la salida de una comisaría de policía en La Paz.

ABEL GILBERT / BUENOS AIRES

Domingo, 28 de febrero del 2016 - 08:51 CET

Lo que parecía ser apenas un culebrón de acotados efectos electorales, amenaza con convertirse en un problema mayor para Evo Morales. Esa es la percepción dominante en Bolivia después de que las autoridades detuvieran a Gabriela Zapata, una ex novia del presidente y madre de un hijo común, fallecido de muy pequeño,  por presunto enriquecimiento indebido y tráfico de influencias. Tras el arresto, una mujer que dice ser tía de Zapata aseguró que el niño vive. El Gobierno tuvo que salir a aclarar que, si eso es verdad, Morales ha sido engañado en su momento y es víctima de una acción desestabilizadora de la derecha.

A los 28 años, Zapata ha salido del confortable anonimato en el que se movía como lobista y gerente comercial de CAMC Ingineerig, una empresa china que realiza millonarios emprendimientos en Bolivia. La relación entre Morales y esta abogada y licenciada en ciencias políticas se conoció en vísperas de la consulta popular que volvió a polarizar a los bolivianos. El Gobierno consideró esa revelación de un asunto de la vida privada del mandatario como una acción psicológica de la oposición y la embajada de EE.UU. Morales fue en los hechos empujado por las circunstancia a dar su versión de los hechos. Dijo entonces que la relación con Zapata se remontaba a sus tiempos de candidato presidencial y que duró hasta el primer año de su primer mandato (2007). “El Evo” dijo que el vñinculo sentimental se inició en 2005 y terminó en 2007, después de la muerte de Ernesto Fidel Morales Zapata. Pero, de inmediato, circuló en las redes una fotografía de la ex pareja posterior a la ruptura.

La propuesta de reformar la constitución para, de esta manera, darle al presidente la posibilidad de una nueva reelección a fines de 2019, fue derrotada el pasado 21 de febrero. Morales atribuyó el traspié a la “campaña sucia” que se desarrolló en las redes sociales y alrededor de la figura de Zapata,. La abogada, acostumbrada a lucirse en las páginas sociales de los diarios, comenzó a ser objeto de otro escrutinio: se conocieron cartas remitidas a funcionarios en nombre de firmas chinas que decía representar. En la noche del viernes, Zapata fue arrestada y trasladada hasta la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de la zona Sur. El ministro de Gobierno, Carlos Romero dijo que la fiscalía adoptó la medida para “neutralizar cualquier riesgo de fuga”. Recordó que sobre Zapata pesan además denuncias del Ministerio de Transparencia y de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF). El abogado de la ex novia de Morales, Walter Zapata, calificó al arresto de irregular. “Demostraremos su inocencia”. Otro de los abogados, Walter Zuleta, le comentó al diario El Deber, de Santa Cruz: “Ella está muy mal, está presionada, está agredida y asumiendo un proceso que cobró una injustificada violencia en su contra. Ha recibido amenazas de muerte, contra su familia. Le dicen por teléfono que la van a degollar".

“EL NIÑO EXISTE”.

              En este contexto, irrumpió frente a las cámaras de la televisión Gabriela Zapata Montaño y dijo que es la tía de la abogada. Con desparpajo añadió: el hijo que tuvo su sobrina con Morales se encuentra vivo. “Yo lo he tenido en mis brazos. El niño tiene ocho o nueve y está acá (en La Paz)”. La empresaria caída en desgracia estaría dispuesta a hablar “para hacer conocer todo”. Como era de suponer, esas palabras se esparcieron por las redes sociales de inmediato.

Morales cree que todo esto es parte de un intento de sus adversario de desplazarlo del poder. “La derecha se envalentona y dice ahora (referendo) revocatorio, yo desafío públicamente, que venga el revocatorio y nos vamos a someter junto a ellos, quién gana el revocatorio, a ver, siempre hemos ganado”.

              En la noche del sábado, la ministra de Transparencia, Lenny Valdivia, se dirigió al país:  “queremos ratificar enfáticamente que nuestro presidente no ha mentido, él ha manifestado que había un niño, existía el niño, que el niño estaba enfermo y que posteriormente falleció. El presidente no le miente al pueblo boliviano, porque ésa es su verdad y no tiene absolutamente nada que ocultar. La derecha pretende es deteriorar y debilitar, afectar la imagen de nuestro presidente, haciéndolo ver como un presidente mentiroso, cosa que no es cierto”. Valdivia señaló en ese sentido que la abogada ha engañado a Morales en relación al fallecimiento. “Si este niño no existe; quiere decir que en este momento, en esta coyuntura (y) ante el inicio de esta investigación que fue promovida desde el Ministerio de Transparencia, la señora Zapata le está mintiendo al pueblo boliviano y pretende en todo caso desviar la atención para que no se investigue los hechos que se han denunciado”.

TEMAS

Susana Monje, vicepresidente del FC Barcelona, explica el coste del fichaje de Neymar tras la decisión de la Fiscalía

La Fiorentina no está en disposición de pagar los ocho millones que el FC Barcelona pide por Cristian Tello y está dispuesta a un cambio con Mario Gómez