El Periódico

LA LUCHA CONTRA EL YIHADISMO

Nuevas operaciones policiales confirman los vínculos entre las tramas de París y Bruselas

Las autoridades francesas anuncian haber desbaratado un complot en "estado muy avanzado"

Nuevas operaciones policiales confirman los vínculos entre las tramas de París y Bruselas

AFP/PATRIK STOLLARZ

Un robot junto a un paquete sospechoso junto a un tranvía en Schaerbeek.  

SILVIA MARTÍNEZ /BRUSELAS

Viernes, 25 de marzo del 2016 - 09:10 CET

Bélgica intenta pisar el acelerador y hacer en dos días el trabajo que no ha hecho en cuatro meses. El atentado de Bruselas del martes ha dejado en evidencia el trabajo de sus fuerzas de seguridad que han multiplicado en las últimas horas las operaciones antiterroristas para estrechar el cerco a la célula yihadista que sembró el terror en la capital. Según ha confirmado el fiscal federal, este viernes han sido detenidas tres personas, dos de ellas tras ser heridas en una pierna. Se suman a un arrestado el jueves, Fayçal Cheffou, que según medios belgas podría ser el hombre del sombrero negro que escapó del aeropuerto.

Las detenciones se producen, según la fiscalía, en el marco de dos registros relacionados con el arresto el jueves en Argenteuil (Francia) de Reda Kriket, un joven de 34 años de nacionalidad francesa condenado en ausencia a 10 años de cárcel por un tribunal de Bruselas, junto al presunto cerebro de los ataques yihadistas de París, Abdelhamid Abbaoud, en julio de 2015. Según las autoridades francesas esta operación permitió desmantelar un proyecto de atentado que se encontraba en “fase avanzada”. En Alemania, otros dos detenidos, uno de ellos según el diario 'Der Spiegel' habría recibido un mensaje de uno de los suicidas de Bruselas con la palabra “fin”.

Soldados del ejército patrullan las inmediaciones del aeropuerto de Zaventem en Bruselas (Bélgica), el jueves.

El hombre del sombrero

Cheffou, nacido en Bruselas, fue detenido el jueves por la noche delante del edificio de la fiscalía federal en compañía de otras tres personas que ya han sido puestas en libertad. Se trata, según el diario 'Le Soir', de una persona que llevaba en el punto de mira de la policía desde hace meses. El mismo diario señala, citando a fuentes policiales, que existen “fuertes posibilidades” de que sea el joven del sombrero negro filmado en el aeropuerto.

La fiscalía federal solo confirma que está detenido por la investigación abierta tras los atentados. También han sido detenidas otras dos personas en distintos barrios: Tawfik A –herido en una pierna- y Salah A. Poco después, la unidad antiterrorista belga ponía en marcha una macrooperación en la plaza Meiser del barrio de Schaerbeek, que conecta la capital con la sede de la OTAN y el aeropuerto de Zaventem. Militares, perros para detectar explosivos y muchos policías acordonaban el barrio durante algo más de dos horas. El resultado, otro hombre detenido.

Disparos y robot

“Hemos escuchado a varios coches de policía llegar rápido. En menos de 20 segundos han disparado dos tiros al tipo. Ha llegado un robot de desactivación de explosivos. Nos han pedido que nos retiráramos, en francés y neerlandés. Parecía Hollywood en mi puerta”, recordaba Norman Kabir sobre el momento en el que neutralizaban a un hombre con una mochila. La identidad del arrestado se desconoce de momento, aunque algunos medios apuntan que se trata de “un pez gordo”.

La fiscalía belga, mientras, sigue la investigación. Este viernes ha confirmado por las pruebas de ADN que el segundo kamikaze del aeropuerto era el joven Najim Laachraoui, un nombre ya vinculado a los atentados de París. Su ADN habría aparecido también en los cinturones explosivos de la sala Bataclan y del Estadio de Francia y en varias de las viviendas que sirvieron a los terroristas para preparar los atentados.

Un laboratorio de explosivos en un bloque de pisos vacío

Los terroristas convirtieron un apartamento de un bloque de pisos vacíos como escondide y laboratorio para fabricar los explosivos que hicieron estallar en el aeropuerto y en la estación de metro de Bruselas. No tener vecinos facilitó que nadie pudiera sentir el fuerte olor que desprenden los productos químicos para hacer las bombas, como el trieróxido de triacetona (TATP).

Hacía dos meses que los hermanos Jalid y Brahim el Bakraui se mudaron a este quinto piso situado en el barrio de Schaerbeek. Las bombas caseras no requieren de materiales especiales. Basta con productos muy accesibles como desatascadores de tuberías o quitaesmaltes, entre otros, para confeccionarlos En el piso, la policía halló 15 kilos de TATP, así como 180 litros de productos químicos necesarios para hacer bombas.

El fácil acceso a estos materiales y los conocimientos para transfornarlos en explosivos que parecen tener los yihadistas pone de manifiesto los riesgos que corre Europa, según los expertos antiterroristas.

El FC Barcelona ha hecho oficial el fichaje del delantero del Valencia Paco Alcácer por cinco temporadas

Hace escasas horas, el FC Barcelona y el Valencia han cerrado un acuerdo de cesión de Munir por una temporada