El Periódico

Entradas MOUSTACHE

El Consejo de Europa arremete contra las condiciones de las prisiones en Grecia

El comité de prevención de la tortura alerta en un nuevo informe de la masificación, la mala situación sanitaria y violencia interna

El organismo critica el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía y la inadecuada investigación de las alegaciones de maltrato

El Consejo de Europa arremete contra las condiciones de las prisiones en Grecia

AP / PETROS GIANNAKOURIS

Fotografía de archivo de un agente de policia haciendo guardia frente la cárcel de Korydallos, en Atenas.

Silvia Martínez Silvia Martínez BRUSELAS

Martes, 1 de marzo del 2016 - 11:00 CET

A Grecia se le acumulan los problemas. Según el Comité de prevención de la tortura del Consejo Europa las cárceles griegas están masificadas, no cuentan con el personal suficiente, las condiciones sanitarias son inadecuadas lo mismo que el trato a los menores de edad privados de libertad, mientras que las alegaciones de malos tratos no se investigan de forma eficaz. Son solo algunos de los problemas identificados en un nuevo informe publicado este martes por este organismo intergubernamental.

La radiografía se basa en una visita ad hoc realizada en abril de 2015 por expertos del Consejo de Europa para evaluar si las autoridades griegas han aplicado las recomendaciones ya planteadas en los años 2011 y 2013. La conclusión es rotunda. “Las conclusiones de la visita 2015 demuestran claramente que la situación en las cárceles se ha vuelto crítica y que requiere de una acción urgente“, avisan desde este organismo intergubernamental con sede en Estrasburgo.

Malos tratos en comisarías

En primer lugar, para responder al uso excesivo de la fuerza por parte de la policía –especialmente la unidad policial de motocicleta Delta de Atenas- así como la inadecuada investigación de las alegaciones de maltrato e incluso la pasividad de jueces y fiscales. “Parece que la imposición de malos tratos por parte de agentes de policía en los Departamentos de Seguridad en particular contra los extranjeros, entre ellos con el fin de obtener confesiones, sigue siendo una práctica frecuente, sobre todo en la comisaría de Panteleimonas Agios en Atenas y en la comisaría de Demokratias en Tesalónica”, sostiene el informe.

El Consejo de Europa recomienda en este terreno a las autoridades griegas que realicen una “investigación completa y efectiva” sobre los métodos utilizados por los agentes, que reconozcan plenamente el alcance de un problema generalizado en el país y que pongan en marcha una estrategia global para combatir el fenómeno. “A los oficiales de policía se les debe recordar continuamente, incluso del más alto nivel político, que cualquier forma de malos tratos a personas detenidas – incluido el abuso verbal, comportamiento físico y racista y amenazas- constituye un delito”, subrayan.

En cuanto a la situación en las prisiones, el Consejo de Europa concluye que pese a los pasos dados por las autoridades siguen estando masificadas, con condiciones de vida deficientes y que la falta de personal se ha convertido en un problema crónico a lo que se suma una atención sanitaria inadecuada y una violencia entre los prisioneros generalizada. La situación, alerta el comité de prevención de la tortura, se ha deteriorado tanto que hay prisioneros vulnerables que no están recibiendo el cuidado que necesitan.

Las deficiencias afectan muy especialmente a los centros de detención para menores pero también a las comisarías de policía donde son retenidos durante días e incluso semanas. “Es inaceptable”, resaltan.

El futbolista portugués se refirió brvemente al final del Real Madrid - Borussia