El Periódico

El ciclista español que sufrió un atentado en Pakistán dice que nadie murió en ese ataque

Javier Colorado, que está dando la vuelta al mundo en bicicleta, decidió atravesar en coche y con escolta, la conflictiva provincia paquistaní de Baluchistán

El vídeo de los ataques en Pakistán, subido a Youtube por Javier Colorado.

EFE / VÍDEO: YOUTUBE / JAVIER COLORADO

El vídeo de los ataques en Pakistán, subido a Youtube por Javier Colorado.

EFE / Nueva Delhi

Jueves, 30 de enero del 2014 - 20:06 CET

El ciclista español que sufrió un atentado en Pakistán la semana pasada aseguró este jueves que nadie murió en ese ataque y que el incidente no guarda relación, como se dijo, con la muerte de seis policías en la zona.

El madrileño Javier Colorado, que tiene 27 años y está dando la vuelta al mundo en bicicleta, decidió atravesar en coche y con escolta, por recomendación de la policía local, la conflictiva provincia paquistaní de Baluchistán, procedente de Irán.

En el viaje en dirección a la capital regional, Quetta, Colorado cambiaba cada cierto tiempo de vehículo y siempre lo acompañaban de dos a cuatro miembros de los "levis", un cuerpo paramilitar.

Después de cambiar varias veces de coche, el turista español asistió "por casualidad", mientras se encontraba en una caravana, a un primer atentado, en el que perdieron la vida 24 peregrinos chiíes que viajaban en autobús.

"Antes de hacer el cambio de vehículo fui a hacer una toma (con mi cámara) y casualmente vi cómo perdían terriblemente la vida 24 personas", aseguró Colorado, que logró capturar la gran explosión en las imágenes que grabó y que han sido colgadas en Youtube.

El madrileño se encontraba ya en el peligroso distrito de Mastung y, tras pasar la noche en una comisaría, reanudó el viaje en un vehículo acompañado del conductor y un escolta.

Después de un trayecto por una zona desértica, entraron en un área montañosa y fue allí, según la versión de Colorado, cuando el vehículo en el que viajaban fue atacado por supuestos insurgentes.

"En ese atentado, se produjo una explosión de una granada y el vehículo recibió vario disparos. Afortunadamente, tanto el conductor como el escolta resultaron ilesos y el único herido fui yo, cuando una esquirla de la metralla me rozó la cabeza", explicó el español.

De acuerdo con Colorado, en la carretera donde padecieron el atentado no había ningún vehículo más, ni tampoco transeúntes, por lo que aseguró no saber nada sobre "la noticia de los seis policías fallecidos" de los que, en un principio, se informó que lo escoltaban.

"Es algo que no sé, que no he vivido, pues en el momento del atentado en el que fui víctima estaba solo con el conductor y con el escolta y ambos resultaron ilesos", repitió el joven, que cree que ese ataque fue "al azar" y que él no era el objetivo.

Un miembro de la Policía de Baluchistán que prefirió mantener el anonimato corroboró la versión de Colorado y explicó a que en el ataque en el que murieron los seis policías el español "no era el objetivo", sino "las fuerzas de seguridad".

"En la carretera por la que viajaban (el español con su escolta) se produjo un ataque contra las fuerzas de seguridad y él estaba cerca, pero no era el objetivo", sentenció la fuente policial.

Después del atentado, Colorado fue trasladado a un hospital en la ciudad de Mastung y posteriormente a Quetta, donde tomó un avión hasta Lahore, en el otro extremo del país y una zona mucho más segura, para proseguir hasta la India su periplo en bicicleta.

Colorado dijo ser consciente de todas las críticas que recibió por haber atravesado una zona tan peligrosa y por las primeras versiones del atentado y la muerte de los policías.

"Sobre las críticas, lo único que puedo decir es que las entiendo, entiendo el enfado de la gente, pero ahora que saben más sobre lo que ha pasado espero que intenten opinar sobre lo sucedido y sobre lo que viven los paquistaníes en esa región", comentó.

En la presentación del acuerdo entre el Real Madrid y Telefónica, el presidente blanco reivindicó los principios del club