El Periódico

LA CRISIS POLÍTICA VENEZOLANA

Tres muertos en el pulso en las calles entre el chavismo y la oposición en Venezuela

Un estudiante, una mujer y un policía mueren durante la protesta antigubernamental en la capital y en Tachira. Los seguidores de Maduro agitan el fantasma de un golpe de Estado y la oposición pide elecciones

  • Un joven ha recibido un disparo en la cabeza, al parecer por parte de paramilitares leales al Gobierno.

    ATLAS VÍDEO

    Un joven ha recibido un disparo en la cabeza, al parecer por parte de paramilitares leales al Gobierno.

  • Tres muertos en el pulso en las calles entre el chavismo y la oposición en Venezuela

    AFP / FEDERICO PARRA

    Miles de manifestantes en la marcha contra Maduro, el miércoles en Caracas.

  • Tres muertos en el pulso en las calles entre el chavismo y la oposición en Venezuela

    AFP / RONALDO SCHEMIDT

    El líder opositor Henrique Capriles busca refugio junto a otros manifestantes, durante una protesta en Caracas.

  • Tres muertos en el pulso en las calles entre el chavismo y la oposición en Venezuela

    REUTERS

     Manifestación en apoyo del régimen chavista en Caracas.

Opinión

Susanne Gratius

Susanne Gratius

Profesora de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Autónoma de Madrid y analista de Agenda Pública

Represión y caos en Venezuela

Abel Gilbert Abel Gilbert BUENOS AIRES

Miércoles, 19 de abril del 2017 - 18:17 CEST

Manifestaciones a favor y en contra del  Gobierno en Venezuela, este miércoles.

Al menos tres muertos y 400 detenidos dejaron este miércoles las manifestaciones a favor y en contra de Nicolás Maduro que hicieron temblar a Caracas y otras partes de Venezuela. Ese es el cálculo del director del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero. Como era de esperar tanto el Gobierno como la Mesa de Unidad Democrática (MUD) se consideraron los verdaderos protagonistas de una jornada que arrojó a multitudes a las calles. Henrique Capriles, uno de los referentes de la MUD, dijo que la oposición seguirá marchando en las próximas horas y hasta que se haga realidad el reclamo de elecciones  libres. "Rechazamos que se pretenda desvirtuar lo que es una lucha legítima". La escena de ayer se ha repetido en varias ocasiones, con mayor o menor crisis económica. La MUD, vigorizada después de los dislates del Gobierno (el fallido intento de suspender al Congreso y las acciones contra el líder opositor Henrique Capriles), reactivó sus exigencias de elecciones libres e inmediatas.

Las calles de Caracas mostraron lo que ya se sabe: el país está partido. Unos, los chavistas, se vistieron de rojo. Los seguidores de la MUD fueron más heterogéneos pero no menos multitudinarios. "No tienen tantas tanquetas, ni tantos malandros, ni tantos Guardia Nacional (GNB)  para frenar un pueblo que quiere un cambio", dijo el diputado Freddy Guevara. Marcharon por miles y miles, con sus banderas y estandartes. En la avenida O' Higgins, unos y otros se vieron cara a cara. Más allá de los gritos e insultos, el temido choque no se consumó.

DOS MANIFESTANTES MUERTOS

Un joven estudiante y una mujer de 24 años que participaban en la protesta fallecieron por disparos en la capital y en San Cristóbal, en el estado de Tachira, respectivamente. La MUD denunció otros actos de agresión por parte de simpatizantes del oficialismo o fuerzas del orden. La fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, pidió de inmediato a las  fuerzas de seguridad que garanticen el derecho a la manifestación. La Presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana hizo lo mismo. "Que Jesucristo Resucitado y su Santísima Madre nos alcancen del Padre Celestial la iluminación".  A principios de abril, después de la tentativa de cierre del Parlamento, el papa Francisco, que se había involucrado personalmente en el proceso de diálogo entre el chavismo y la MUD (hasta ahora sin resultados), redobló sus llamamientos a evitar la violencia en Venezuela. Su prédica por ahora no ha bastado.

El tercer fallecido en las protestas es un militar que falleció del disparo de un francotirador en medio de una marcha que se volvió violenta en San Antonio de los Altos, localidad del estado de Miranda, según informó el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab.

MILITARIZACION

La MUD llamó a marchar "por la Independencia" e invocó el 207 aniversario del comienzo de la lucha por la independencia del dominio español. Quiso, de esta manera, apropiarse de los símbolos y las efemérides patrióticas de las que el Estado hace uso y abuso. Los otros, en cambio, agitaron el peligro de una conspiración. Maduro se refirió a un “complot militar” que, dijo, tiene el beneplácito de Estados Unidos. Sus "cabecillas" fueron detenidos. El presidente puso en marcha el llamado 'plan Zamora', que le autoriza recurrir a las Fuerzas Armadas y de seguridad "para garantizar" el "orden interno y la integración social". La MUD aseguró que Maduro ha hablado nuevamente de “guerras imaginarias con el único fin de tratar de intimidar al pueblo venezolano”. La oposición pidió a los militares cumplir con la Constitución, en particular su artículo 328, que define el carácter profesional y apolítico de las estructuras castrenses. El presidente de la Asamblea Nacional, el diputado Julio Borges, había pedido a los militares actuar "con conciencia" ante las movilizaciones sociales.

Por su parte Maduro acusó a Borges de instar al golpe de Estado y por ello debe ser procesado."Yo quiero ir a elecciones pronto y verle la cara a Julio Borges y a (Henry) Ramos Allup (expresidente del Congreso) ,y que busquemos un camino pacífico para que la revolución ponga en su puesto a los 'conspiradores y terroristas' (…). Que nadie se confunda, tenemos un poder electoral autónomo que tomará la decisión que tenga que tomar", dijo Maduro. Pero el día de esa contienda sigue en el limbo.

Las manifestaciones tienen lugar en medio de nuevos llamamientos a Maduro, tanto de la Organización de Estados Americanos (OEA) como el Mercosur, para que convoque elecciones o el referendo revocatorio. Por su parte, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció que llevará ante la ONU la preocupación de su Gobierno por la “militarización de la sociedad venezolana”.

El agente de Marco Verrratti, Donato Di Campli, habla a pocos días para que el PSG inicie la pretemporada