El Periódico

ATENTADO MÚLTIPLE EN PARÍS

¿Qué pasó en la sala Bataclan?

Cuatro terroristas entraron a cara descubierta y empezaron a disparar contra los asistentes al concierto de Eagles of Death Metal

Tres de los yihadistas murieron al hacer estallar cinturones explosivos y el cuarto fue abatido en el local por la policía

Imágenes del momento del asalto terrorista en la sala Bataclan de París.

Imágenes del momento del asalto terrorista en la sala Bataclan de París.

Noticias relacionadas

AGENCIAS / PARÍS

Sábado, 14 de noviembre del 2015 - 17:27 CET

La sala Bataclan de París, un teatro con aire de pagoda china construido en 1864 en el número 50 del Boulevard Voltaire, en pleno corazón de la ciudad, acogía anoche un concierto de la banda de rock estadounidense Eagles of Death Metal. Un millar de personas habían acudido a la sala para disfrutar de una noche de música. Lo que había de ser un evento festivo acabó convertido en la peor masacre terrorista que se recuerda en Francia. Una piscina de sangre, resumieron algunos testigos.

Sobre las 21.30 horas, cuando el concierto ya había empezado, cuatro asaltantes irrumpieron en la sala y empezaron a disparar a diestro y siniestro. Antes habían matado a los responsables de la seguridad del local. Al menos 80 personas perdieron la vida y decenas resultaron heridas. Según han relatado varios testigos, los terroristas entraron a cara descubierta, armados con fusiles de asalto kalashnikov y dispararon directamente contra los espectadores. "Esto es por Siria. Alá es grande", gritaban los asaltantes.

VIOLENCIA EXTREMA

En un primer momento, el público pensó que se trataba de petardos como parte del espectáculo, pero segundos después comprendieron que estaban sufriendo un ataque terrorista, comentó a 'Le Monde' un joven de 27 años que se encontraba en el recinto. "Les dio tiempo a recargar al menos tres veces", explicó el periodista de la emisora France 1 Julien Pierce, presente en la sala cuando comenzó el horror.

La escena, de una violencia extrema, duró "entre diez y quince minutos", durante los cuales el público y personal del establecimiento entraron en pánico, corriendo de un lado para otro buscando una salida, añadió Pierce.

HERIDOS Y CADÁVERES

El suelo se llenó de heridos y cadáveres. Mientras que algunos de los presentes fingían estar muertos, otros sentían cómo los terroristas disparaban donde escuchaban ruidos o veían movimiento, han explicado varios supervivientes. Algunos de ellos lograron escapar por la salida de socorro, detrás del escenario. Otros escondidos, pedían ayuda con sus teléfonos móviles y a través de las redes sociales. "Todavía estoy en el Bataclan. Primera planta. Herido grave. Que lancen pronto el asalto. Hay supervivientes en el interior. Matan a todo el mundo. Uno por uno. Primera planta, rápido", escribió en Twitter uno de los espectadores atrapados en la barbarie.

Entre los asistentes al concierto, un español que resultó herido leve y que se recupera en un hospital parisino. Es la única víctima española confirmada hasta el momento. El joven, identificado como I.G.G., estaba anoche en la sala acompañado de otros dos españoles, que salieron ilesos del atentado.

También salvaron la vida todos los miembros de la banda Eagles of Death Metal, según ha confirmado el diario 'The Atlanta Journal Constitution', que pudo hablar con el hermano del batería, Julian Dorio. "Vieron a un hombre con una ametralladora abriendo fuego. Se tiraron al suelo y abandonaron el local por la puerta trasera", relató Michael Dorio. El grupo tenía un concierto previsto el próximo 8 de diciembre en la sala Apolo de Barcelona.

VÍDEO DEL HORROR

Mientras en otros puntos de París se producían tiroteos similares y el caos se apoderaba de la ciudad, la tensión crecía en la sala Bataclan, donde los terroristas se hicieron fuertes y tomaron rehenes. Fueron momentos de enorme tensión que acabaron tres horas después, pasada la medianoche, cuando la policía francesa entró al asalto en el local y liberó a los rehenes. La policía mató a uno de los terroristas y los otros tres, atrincherados en la segunda planta, activaron cinturones de explosivos que llevaban adosados al cuerpo y "se hicieron explotar", según ha explicado el prefecto de policía, Michel Cadot.

El periodista de 'Le Monde' Daniel Psenny, vecino de la sala Bataclan, filmó desde su casa la huida de los asistentes al concierto. Unas imágenes que han dado la vuelta al mundo y que reflejan el horror y el pánico que se vivieron anoche en París y que tardarán en olvidarse.

El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, anunció el acuerdo tras la reunión de la junta directiva