El Periódico

Fin del "juicio del siglo"

Argentina y los "fondos buitre" llegan a un acuerdo tras 14 años de litigio

El Gobierno de Mauricio Macri pagará 4653 millones de dólares a esos tenedores de bonos comprados a precio basura

Argentina y los "fondos buitre" llegan a un acuerdo tras 14 años de litigio

REUTERS / JORGE ADORNO

El presidente argentino, Mauricio Macri.

Lunes, 29 de febrero del 2016 - 19:22 CET

Después de 14 años de disputas en un tribunal de EEUU que encontraron durante el kirchnerismo su momento más álgido, el Gobierno del presidente Mauricio Macri ha lllegado a un principio de acuerdo con los “buitres”, como se conocen a los tenedores de bonos que no entraron en las negociaciones de restructuración de la deuda externa argentina de 2004 y 2010. En virtud de ese acuerdo, Argentina pagará 4653 millones de dólares a NML y Aurelius Capital, los fondos que encabezaron la ofensiva judicial en un tribunal de Nueva York contra el país.

El anuncio fue hecho en Manhatan por Daniel Pollack, el mediador designado por el juez Thomas Griesa para encontrar una salida a la puja entre Argentina y los también llamados 'holdouts'. Según Pollack, el Gobierno abonará el 75% de lo indicado en sentencia, incluido el capital, los intereses y “ciertos honorarios legales y gastos incurridos”.

Para Pollack, se ha dado "un gran paso adelante" pero no es aun “el paso final”. Para que esto ocurra, el Congreso argentino debe derogar un ley aprobada hace dos años que bloqueaba la posibilidad de una situación como la que ha tenido lugar por considerarse completamente favorable a los bonistas. Macri espera que el peronismo se divida y facilite el camino que comenzó a transitarse. Cuando eso suceda, Griesa levantará los embargos que pesan sobre Argentina.

En los tres meses que lleva conmo presidente Macri enterró la consigna “patria o buitres” que había enarbolado su antecesora Cristina Fernández de Kirchner. El Gobierno de derecha quiere cerrar todos los pleitos pendientes con los acreedores para que el país vuelva al mercado de capitales. Las autoridades económicas argentinas se proponen emitir deuda en el mercado internacional por 15.000 millones de dólares con el apoyo de Goldman Sachs, UBS y JP Morgan Chase. En este último banco de inversión trabajaba el actual ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay.

Los antecedentes

A finales del 2001, al momento del estallido económico más grave de la historia argentina, que incluyó la suspensión de pagos, la deuda con acreedores privados llegaba a 82.000 millones de dólares. Néstor Kirchner inició un exitoso proceso de negociaciones con más del 90% de los tenedores de bonos con importantes quitas de capital. En el 2003, el pasivo equivalía al 166% del PIB. Más del 95% correspondía de esa deuda se la tenía con privados y organismos multilaterales. En 2014, el total de la deuda representaba, según el Gobierno, el 16% del PIB.

Para la entonces presidenta Fernández de Kirchner, Argentina había llevado adelante el “desendeudamiento” más exitoso de la historia financiera. Pero los “buitres”, que habían adquirido los bonos a precio basura y no entraron en la restructuración de la deuda, llevaron a los tribunales de EE.UU su voluntad de cobrar todo lo reclamado. Cuatro años atrás, el juez neoyorquino Griesa dictaminó que Argentina no podría seguir pagando la deuda reestructurada hasta que se comprometiera a hacerlo con estos litigantes. El kirchnerismo se tomó el llamado “juicio del siglo” como una cuestión soberana. Cuando formaba parte de la oposición, Macri consideraba que había que llegar a un arreglo con los “buitres” . El presidente ha cumplido su promesa.

TEMAS

El Barça tiene prácticamente atado a Paco Alcácer, pero Luis Enrique cuenta con un buen plan B por si el A falla

Bravo ha preferido jugar en el City antes que renovar por el Barça