El Periódico

POLÉMICO INFORME SOBRE LAS MAFIAS KOSOVARES

El primer ministro de Kosovo, acusado de tráfico de órganos

El Consejo de Europa sostiene que Thaçi encabezó una célula de crimen organizado

EL PERIÓDICO
ESTRASBURGO

Jueves, 16 de diciembre del 2010

Hashim Thaçi.

Nuevas acusaciones contra el primer ministro de Kosovo, Hashim Thaçi, de formar parte del crimen organizado en su país, en esta ocasión de gran calado. Un informe elaborado por el Consejo de Europa acusa abiertamente al dirigente kosovar de liderar una célula dedicada al tráfico de órganos extraídos de prisioneros de guerra serbios durante los años 1999 y 2000. Las autoridades del recién independizado Estado balcánico se apresuraron a calificar de «invenciones» las imputaciones.

Según el suizo Dick Marty, autor del informe realizado a petición de la Asamblea Parlamentaria de dicha institución, el tráfico estaba controlado por un grupo de responsables del Ejército de Liberación de Kosovo (UCK), bautizado como Grupo de Denica, encabezado por Thaçi. Su formación política obtuvo el mayor número de escaños en las elecciones legislativas celebradas el pasado domingo. El primer ministro y otros miembros de este grupo son constantemente calificados de «actores clave» en los informes de los servicios de información consagrados a las estructuras de tipo mafioso de la criminalidad organizada en Kosovo, indica el informe.

RELATO ESPELUZNANTE / El documento realiza un espeluznante relato de cómo se realizaba dicho tráfico de órganos. Los dirigentes del Grupo de Denica gestionaban «centros de detención de la UCK» y determinaban «la suerte de los detenidos en estos establecimientos, en especial de numerosos civiles secuestrados en Kosovo», quienes eran conducidos «más allá de la frontera, en Albania». «Numerosos indicios parecen confirmar que órganos habrían sido extraídos de prisioneros en una clínica en territorio albanés, cerca de Fushe-Krujë (20 kilómetros al norte de Tirana) para transportarlos acto seguido al extranjero con fines de ser trasplantados», continúa el documento del Consejo de Europa.

Las autoridades de Pristina no tardaron en responder a las acusaciones, calificándolas de «calumnias». «El Gobierno de la República de Kosovo y el primer ministro, Hashim Thaçi, darán todos los pasos necesarios, incluidos los medios legales y políticos para desacreditar las calumnias de Dick Marty», reza el comunicado emitido en Pristina.

Muy diferente fue la reacción en Serbia, cuyo ministro de Asuntos Exteriores, Vuk Jeremic, se alegró al asegurar que el «futuro» político de Thaçi estaba en el aire tras la publicación del informe. «Este informe muestra lo que Kosovo es y quién lo está liderando», dijo Jeremic. Serbia se retiró del territorio tras perder la guerra con la OTAN en 1999.

La Comisión Europea, por su parte, aseguró, a través de una portavoz, que se tomaba «muy en serio» las acusaciones de Marty, y exigió fundamentarlas con «pruebas».

En el vestuario están depositadas buena parte de las esperanzas en la visita del Sevilla al Bernabéu dentro de dos semanas