• Jueves 27 noviembre 2014, 19:17 h

elPeriódico.com

Regístrate | Iniciar sesión
NUEVO DESEQUILIBRIO EN LAS RELACIONES TRASATLÁNTICAS

EEUU comienza a cobrar por el permiso de viaje electrónico

Los viajeros deben pagar desde el 8 de septiembre 14 dólares para lograr la autorización

Bruselas expresa su malestar por la medida pero cede ante Washington

Lunes, 6 de septiembre del 2010 - 20:18h. Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
ELISEO OLIVERAS (BRUSELAS)
Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra

Los españoles que quieran viajar a Estados Unidos para estancias cortas de ocio o negocios deberán pagar a partir del miércoles 8 de septiembre una tasa de 14 dólares (unos 11 euros al cambio actual) para obtener la Autorización Electrónica de Viaje (ESTA, en inglés), sin la cual no podrán subir a bordo del avión o del barco con destino a ese país.

Este permiso electrónico se introdujo de forma obligatoria el 12 de enero del 2009 para los ciudadanos de todos 36 países, como España, que estaban exentos hasta entonces de visado para visitas de hasta 90 días a EEUU. La Administración norteamericana introdujo ese visado encubierto con el argumento de reforzar la seguridad nacional y evitar que personas sospechosas de actividades terroristas o delectivas puedan viajar al país.

La autorización electrónica, que debe solicitarse a través de internet al menos 72 horas antes del inicio del vuelo (https://esta.cbp.dhs.gov/esta/), era inicialmente gratuita. Ahora, EEUU ha introducido dos tasas distintas para financiarla que suman los citados 14 dólares y que refuerzan su carácter de visado encubierto.

Los primeros cuatro dólares sirven para pagar los costes norteamericanos de tramitación de la solicitud. Los otros 10 dólares adicionales se cargan al conceder el permiso electrónico de viaje. El pago se debe realizar mediante una tarjeta de crédito Visa, American Express, MasterCard o Discorver, cuyos datos deben introducirse al rellenar la solicitud.

Condicionada al pasaporte

La autorización es valida por dos años, a menos que el pasaporte expire antes. Además de los datos personales, el viajero debe responder si padece alguna enfermedad contagiosa, algún problema físico o mental, si es consumidor o adicto a drogas y si ha sido detenido o condenado por cuestiones morales o por posesión de substancias ilícitas. Luego están las habituales preguntas relativas al terrorismo, el espionaje y la inmigración y una relativa a los conflictos de custodia de niños en los que uno de los progenitores sea norteamericano.

La obtención de la autorización electrónica no garantiza totalmente la entrada en EEUU, como advierten las autoridades estadounidenses, ya que los agentes fronterizos en los aeropuertos tienen potestad para denegar la entrada en el país si lo consideran necesario a pesar de disponer del permiso de viaje.

El pago de la citada tasa constituye un nuevo desequilibrio en las relaciones entre la Unión Europea (UE) y EEUU, ya que los países europeos no exigen a los norteamericanos esos permisos, visados o pagos, ni todos los datos personales de los pasajeros a las aerolíneas como impone Washington. La comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström, expresó en agosto su «profundo» malestar por los planes de EEUU de cobrar la tasa, pero después la Comisión Europea no ha adoptado ninguna medida efectiva de presión, ni ha propuesto a los gobiernos de los Veintisiete algún tipo de respuesta.

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Comentario + votado

ver todos

Internacional

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado