• Miércoles 22 octubre 2014, 03:33 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión
Ignacio Escolar

Estrategias oblicuas

Ignacio Escolar

Periodista

Por qué al PP le interesa españolizar

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Domingo, 14 de octubre del 2012 Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Es tan grande la imprudencia del ministro españolizador que hasta el Rey de España le ha pedido a Mariano Rajoy que reprenda al "pobre Wert", que lo está haciendo "muy mal". En la Zarzuela saben que la cosa no está como para echar más gasolina a un incendio que amenaza tanto al Estado como a la Corona. "Si Catalunya se independiza, la Monarquía caerá: al Rey lo echará la derecha haciéndole responsable del fracaso nacional", me cuenta un histórico dirigente socialista de la rama más jacobina, nada sospechoso ni de republicano ni de federal. Por eso el Rey y el Príncipe, conscientes de que estamos en una nueva transición de la que saldrá un Estado nuevo o unos nuevos estados, están pidiendo al Gobierno parar. Quieren frenar una estrategia de Rajoy que será muy rentable para las elecciones, pero que a la larga pueden lamentar.

El rey Juan Carlos saluda al ministro de Educación, José Ignacio Wert , en el desfile militar del 12 de octubre. EFE

Edición Impresa

Edición Impresa

Versión en .PDF

Información publicada en la página 8 de la sección de Opinión de la edición impresa del día 14 de octubre de 2012 VER ARCHIVO (.PDF)

En el PP saben que su discurso más duro es lo mejor que le puede pasar a CiU y a ERC para las elecciones catalanas del 25 de noviembre. Pero al mismo tiempo, no pueden abandonar en manos de UPyD o de Mario Conde ese patrioterismo españolista que tan rentable resulta más allá del Ebro. También calculan que quien más pierde a medida que la situación se polariza es el PSC y, por extensión, un PSOE que, si se hunde en Catalunya, ya puede olvidarse de recuperar la Moncloa jamás.

Además, a Alberto Núñez Feijóo este debate le sienta fenomenal: él puede presumir ante su electorado de ser capaz de conciliar sin estridencias el galleguismo y la españolidad; es mucho más cómodo para el PP hablar de la patria que de los recortes, el paro o el rescate. Para eso se inventó el orgullo nacional, para tapar con banderas otros problemas de mucha más gravedad.

Por eso esta semana, por calculado interés cortoplacista, la estrategia de Génova cambió. Desde el lunes, el PP endureció su posición contra el nacionalismo catalán. El lunes habló Gallardón, "España no es viable sin Catalunya"; habló Margallo, "lo del Camp Nou da mala imagen"; habló Santamaría, "es un capricho"; habló Rajoy, es un torpedo contra el bienestar»¿ El martes hubo uno que se pasó de frenada: el menos político de todos, el ministro tertuliano José Ignacio Wert.

En el Consejo de Ministros del jueves hubo un gran debate sobre el «españolizar". El "pobre Wert" se quejó de que ninguno de sus compañeros de mayor peso político saliese en su defensa. Tenía algo de razón porque todos en el Gobierno de Rajoy comparten la mayor: esa idea, tan extendida en la derecha madrileña, de que la educación catalana es la principal culpable del actual auge del independentismo. Es la visión que tienen de Catalu-nya en un Gobierno donde el único ministro catalán es el que lleva la cartera de Interior.

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

También en elPeriódico.com