El Periódico

Promo abono anual cinemes Girona

El presidente de Virgin, Richard Branson, ejerce como azafata de avión por un día

El multimillonario se integra en la tripulacion de Air Asia tras perder una apuesta

EL PERIÓDICO / Barcelona

Lunes, 13 de mayo del 2013 - 20.24 h

Depilado, con los labios pintados y embutido en una falda roja se ha presentado en un vuelo de AirAsia el excéntrico multimillonario Richard Branson. El expatrón de la escudería Virgin y dueño de un conglomerado de 400 empresas se ha convertido en azafata por un día para cumplir una apuesta perdida con el dueño de Lotus, Tony Fernandes: el equipo de este último quedó mejor clasificado que la escudería de Branson en el 2010, así que el multimillonario británico ha tenido que saldar su deuda integrándose en la tripulación de un vuelo de Air Asia.

Entregado a la causa

El avión ha volado entre Kuala Lumpur y Londres con un Richard Branson entregado a la causa: con mucho sentido del humor, el empresario se ha divertido a lo largo de todo el proceso de transformación, desde que se ha sometido públicamente a una depilación hasta que ha entrado al avión luciendo rodeado de flashes. Ya a bordo, el multimillonario ha explicado las medidas de seguridad y ha servido bebidas entre los pasajeros, sin pasar desapercibido, eso sí.

Iniciativa con fines benéficos

Tony Fernandes anunció el pasado mes de diciembre que su amigo Brandon se convertiría en azafata por un día. El dueño de Virgin ha retrasado el pago de su apuesta por problemas de salud, puesto que sufrió una lesión en la rodilla en el 2011. La iniciativa de los dos multimillonarios tiene un trasfondo solidario, ya que todo el dinero recaudado con el vuelo irá destinado a fines benéficos.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario