El Periódico

Dúo Dinámico 2016

DIRECTO Sigue al minuto la reunión del comité federal del PSOE

Angela Merkel pasa las vacaciones en Ischia

La cancillera lleva una vida apartada junto a su marido y busca pasar desapercibida, según el alcalde de Forio, en la isla

EFE / Roma

Domingo, 31 de marzo del 2013 - 14:11 CEST

Angela Merkel y su marido se disponen a tomar un baño termal en Ischia.

La cancillera alemana, Angela Merkel, ha pasado las vacaciones de Semana Santa en Italia, concretamente en la isla de Ischia, lugar que ya eligió en años anteriores para transcurrir este periodo de reposo.

La llegada de Merkel se produjo el viernes, el mismo día en que el presidente italiano, Giorgio Napolitano, inició una nueva ronda de consultas con las principales fuerzas parlamentarias tras el fracaso del líder progresista Pierluigi Bersani de formar nuevo gobierno.

Merkel desembarcó en Ischia, frente a las costas de la sureña Nápoles, junto a su marido a media tarde procedente de Pozzuoli (Nápoles) y se dirigió a la localidad de Sant Angelo, donde se ha alojado en medio de un gran dispositivo de seguridad.

"Cuando viene a Ischia lleva una vida muy apartada, en compañía de sus amigos. Durante sus salidas se mezcla con otros turistas, buscando pasar desapercibida, como demuestra su carácter de mujer reservada", explicó el alcalde del municipio de Forio, en Ischia, Franco Regine.

En declaraciones recogidas por los medios de comunicación italianos, Regine comentó que durante las vacaciones de Pascua de hace algunos años Merkel participó en el tradicional rito del Calvario de Jesucristo como una fiel más. "Algunos aseguran haberla visto entre los otros fieles. Participaba como una turista normal en la vida de la isla", subrayó.

Paco Alcácer explica cómo fue el momento en el que tuvo que escoger entre seguir en el Valencia o decir 'sí' al Barça

El delantero del Real Madrid Cristiano Ronaldo está muy molesto por las críticas que ha recibido por su rendimiento en los primeros partidos de la temporada. No entiende que se le discuta y que algunos osaran dar por hecho que estaba acabado