El Periódico

Venta entradas Los Secretos cabecera

música / ACTUACIÓN

La guitarra sin límites de Jaume Torrent se entrega a Rialp

El músico estrenará un concierto dedicado a esta población el próximo domingo

NÚRIA MARTORELL
bARCELONA

Domingo, 8 de agosto del 2010

El guitarrista y compositor barcelonés Jaume Torrent, en una fotografía tomada esta semana.

A los 11 años ya se le despertó la vocación: sería guitarrista. Y eso que no tenía antecedentes familiares. Pero Jaume Torrent (Barcelona, 1953) logró convertirse en un virtuoso de este instrumento al que no solo sabe extraer todo su potencial sonoro, sino también creativo. Es el inventor de una técnica que le permite tocar sin amplificación. Y uno de los compositores de guitarra con más obras publicadas. Pero le quedaba una asignatura pendiente: escribir un concierto para guitarra y orquesta sinfónica. Un ambicioso sueño que el próximo día 15 verá materializado: estrenará (e interpretará) en la iglesia parroquial de Rialp un concierto que ha bautizado con el nombre de esta población del Pallars Sobirà.

«No veas qué satisfacción culminar este reto –admite–. Tenía muchas obras centradas en la guitarra y con formaciones de cámara, pero la idea de crear una para orquesta venía frenada por no encontrar la forma de canalizarla», relata. La génesis de este proyecto empezó el pasado septiembre, cuando los organizadores del Festival de Música de la Vila de Rialp le encargaron una pieza para conmemorar su 10º aniversario. «Y aprovechando que estuve un mes de gira por Estados Unidos, allí empecé a crearla».

El resultado dura «entre 28 y 29 minutos, cuando lo habitual son 20», y tiene tres movimientos «que mantienen la tensión de principio a fin», escritos con un lenguaje «que si bien es tonal, tiene características muy personales». Torrent logra un difícil equilibrio entre su guitarra (sin micrófono) y el mundo sonoro de la Orquesta Sinfónica Checa que dirigirá Inma Shara. ¿Y le ha comentado ella algo sobre su pieza? «Sí, que le ha sorprendido el segundo movimiento» porque tiene «elementos dramáticos nunca vistos».

En su Concert de Rialp suena «la orquesta a pleno rendimiento» pero también dialoga con su guitarra «con sonoridades más matizadas y sutiles». Una conversación que es posible gracias a su «técnica y experiencia». Torrent demostró que tocando más fuerte no tenía por qué «ensuciarse el sonido», y que «la tensión muscular de manos y brazos no te hace más torpe técnicamente».

La guitarra clásica ha sido siempre «un instrumento muy minoritario», y pocas veces un guitarrista destaca también como compositor (Tàrrega es un digno ejemplo). Pero Torrent se sabe un músico completo: no en vano ha estrenado conciertos de importantes compositores como Cervelló y Berenguel, y entre sus grabaciones destaca la integral para guitarra sola de Villa-Lobos. Por cierto, también fue el primero en grabar en DVD el Concierto de Aranjuez.

Si marca ante Paraguay, el brasileño igualará los 52 goles que 'O Rei' hizo en la Seleçao con 25 años