El Periódico

OLVIDO DOLOROSO

Los recuerdos de Carmen de Mairena, junto a un contenedor

Fotos, cuadros y objetos procedentes del piso de la artista, ingresada en un geriátrico, aparecen tirados en la calle

Los recuerdos de Carmen de Mairena, junto a un contenedor

MAITE CRUZ

Carmen de Mairena, actuando en el Club 7, en el 2006.

FERRAN IMEDIO / BARCELONA

Viernes, 29 de enero del 2016 - 18:31 CET

  • Una de las fotos enmarcadas de Carmen de Mairena que han aparecido en la calle.

  • Uno de los recuerdos que se han encontrado junto al contenedor.

  • Una placa en honor de Carmen de Mairena de 1997.

Una mezcla de rabia, estupor y tristeza ha recorrido el cuerpo de Joan Estrada esta mañana cuando un amigo suyo le ha enviado varias fotos tomadas en la calle de los recuerdos de Carmen de Mairena tirados junto a un contenedor. El agente de artistas, promotor de los premios Christa Leem y defensor de la cultura no oficial de Barcelona, no salía de su asombro y lamentaba que se esté perdiendo la memoria de una Barcelona 'underground' y auténtica. Carmen de Mairena forma parte de ese paisaje canalla que no solía aparecer (salvo gloriosas excepciones en tiempos de 'Crónicas marcianas') en el programa 'oficial'.

Fotos, cuadros, ropa, premios, objetos... Todo el pasado de Carmen de Mairena (Miguel Brau Gou en el DNI) estaba allí, en el suelo, tirado, como si fuera un estorbo en la casa de Carmen de Mairena de la calle de Sant Ramon, en el Raval. Pero ese parece el destino de estos ídolos que se han tenido que buscar la vida fuera de los circuitos convencionales; el olvido. "A Nuria Espert seguro que no le harían esto; es más, le dedicarían una exposición en el Institut del Teatre, pero a Carmen de Mairena... Y es una pena porque su casa era como un museo, estaba llena de historia, de la suya y de la ciudad", lamenta Estrada.

OCTOGENARIA

La artista octogenaria (82), que antes de su etapa gloriosa como colaboradora de 'Crónicas marcianas' había sido un hombre llamado Miguel de Mairena que se ganaba la vida cantando en cabarets ("era alguien importante en aquel mundo", puntualiza Estrada), está ahora viviendo en un geriátrico muy cerca de su domicilio porque tiene problemas de movilidad y necesita una silla de ruedas. No se sabe quién ha podido tirar sus pertenencias y recuerdos, aunque es fácil pensar en algún familiar.

Toni Rovira, conductor del programa 'Toni Rovira y tú' (25 TV), explicó hace unos días a Joan Estrada que la hermana de Mairena le había ofrecido darle cuadros y fotos que guardaba en casa. Y el presentador, encantado de la vida, se quedó con algunos. Es una de las artistas que más le gustan, y la había invitado a su programa poco antes de las Navidades.

El caso de Carmen de Mairena recuerda al de El Molino, cuando unos rusos compraron el teatro (luego se lo quedó la actual propietaria, Elvira Vázquez) y lanzaron al contenedor de la calle de Roser lo que había en su interior y consideraban que no tenía valor.