• Lunes 1 septiembre 2014, 22:52 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión
Fórmula-1

MUNDIAL DE F-1

Vettel logra el título en una carrera muy movida

El alemán, que se accidentó en la salida, acabó sexto mientras Alonso, segundo, logró su podio nº 13 de la temporada

Domingo, 25 de noviembre del 2012 - 19:41h. Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
MIGUEL MARTÍNEZ / Sao Paulo (Enviado especial)

Fernando Alonso pidió lluvia y hubo, sí, pero no fue suficiente o a destiempo. El lider de Ferrari quería un gran premio con lio y el de Brasil lo fue, pero no lo suficientemente agitado. Hubo muchas sorpresas, en efecto, como el protagonismo del joven alemán de 25 años, Nico Hulkenberg (Force India), llamado a ser el compañero del bicampeón asturiano, en el 2014, en la 'Scuderia', que mandó durante buena parte del gran premio. El mayor sobresalto se produjo justo donde quería Alonso y cuando pedía el español, en la salida del gran premio de Sao Paulo, donde Vettel, que arrancó muy prudente, se vio metido en un gran lio con Pastor Maldonado y Bruno Senna, que hicieron trompear su Red Bull, que no sufrió graves daños aunque sí quedó afectado en su tubo de escape izquierdo. Sobrevivió y con eso tuvo bastante.

Vettel levanta el brazo en señal de victoria tras proclamarse campeón del mundial 2011/2012. Marcelo Sayao | EFE

Mientras los dos McLaren, que habían copado la dos primeras plazas de la parrilla, se escapaban junto a Hulkenberg, Vettel recuperaba terreno poco a poco y, por si no tenía suficiente con haberse salvado del desastre en la salida, los diversos choques que se produjeron en la primera parte del gran premio (pues la lluvia siempre fue constante, pero debil) dejaron muchos trozos de fibra de carbono en la pista y el coche de seguridad apareció en la vuelta 24, de las 71 de carrera, tras haber sido solicitado por radio, a gritos, por el propio bicampeón español.

El pelotón, liderado por Hulkenberg, Hamilton y Button, se alineó detrás del coche de seguridad y Vettel, sereno, prudente, sin querer meterse en lios, se pegó a Alonso, Felipe Massa, excelente hoy protegiendo al asturiano, y al japonés Kamui Kobayashik, evitando siempre lios, sabedor de que su rival ferrarista tenía muy difícil, casi imposible, la victoria, que era la única opción para poner en auténticos aprietos al tricampeón Vettel (2010, 2011 y 2012).
A falta de 21 vueltas empezó a llover algo más y Hulkenberg sufrió una pequeña salida de pista, perfectamente controlada, suficiente para que Hamilton, el más veloz a lo largo de todo el fin de semana, cogiera el liderato de la prueba, que volvería a perder cuando el joven alemán le hizo un brusco adelantamiento a final de recta, le tocó y le forzó al abandono. Hulkenberg volvió a liderar el pelotón, pero fue sancionado a pasar por el 'pit lane', castigado por su excesiva agresividad. Esa última parte de carrera, con lluvia, se vivió con Alonso en tercera posición tras el percance de Hamilton. A falta de 18 vueltas del final, Vettel y Red Bull erraron, hicieron, precipitadamente, otro cambio de ruedas que, al empezar a llover de inmediato con mayor intensidad, tuvieron que rectificar y volver a entrar, facilitando que Alonso, con el lio entre Hulkenberg y Hamilton, la sanción al piloto alemán de Sauber y el error estratégido de Red Bull, le puso en el podio y le permitió soñar con el campeonato.

El tricampeón más joven de la historia

Las últimas diez vueltas, tuvieron a Button en primera posición, Massa aparecía en segundo lugar, Alonso era tercero y Vettel aún era séptimo. En esas posiciones, Vettel seguía siendo campeón, al sumar 279 puntos (273+6) por 265 de Alonso (260+15). Pero delante de Alonso estaba Massa y, delante de Vettel, Webber, lo que hacía sospechar del comportamiento de los 'mosqueteros'.En efecto, a falta de nueve vuelta, ya diluviando, Alonso superó a Massa y pasó a perder el título por solo un punto. De ahí que, por radio, le recordaban a Vettel que esa posición, séptimo, le era suficiente. Por si acaso, el alumno Vettel pasó a su maestro Michael Schumacher (Mercedes), que no quiso meterse en lio y se dejó superar comodamente, mientras Alonso, ya a 20 segundos de Button, tenía imposible la victoria. Esa sexta plaza de Vettel le mantenía como campeón, ahora por tres puntos, sus 281 (273+8) eran más que los 278 (260+18) del bicampeón asturiano.

Y así acabó todo una vuelta antes del final por la aparición del coche de seguridad al sufrir un accidente Paul Di Resta. Ganó Button, que ya triunfó en la carrera inaugural de este Mundial en Australia, y los dos ferraristas, Alonso y Massa, mientras que Vettel, sexto, celebraba a gritos su tricampeonato, muy sufrido y peleado, tanto por su parte como por la del bixampeón español. Ese cetro, por solo tres puntos sobre Alonso, le convirtió en el tricampeón más joven de la historia de la F-1.

La clasificación del Mundial de pilotos, pues, concluyó con Vettel, con cinco victorias, en primera posición, con 281 puntos, seguido de Alonso (278, que sumó tres victorias y 13 podios en los 20 grandes premios

Noticias relacionadas

 
Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Deportes

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado

También en elPeriódico.com