El Periódico

PROYECCIÓN DE FUTURO

Recta final en Cala Montjoi para completar la estructura arquitectónica de El Bulli 1846

Ferran Adrià prevé que después de mayo se iniciará el interiorismo del edificio mientras se activa el permiso para los accesos y el aparcamiento

Ferran Adrià, durante la visita de obras de lo que será El Bulli 1846, en Cala Montjoi.

ACN/GEMMA TUBERT

Ferran Adrià, durante la visita de obras de lo que será El Bulli 1846, en Cala Montjoi.

Lunes, 20 de marzo del 2017 - 13:32 CET

Las obras de ampliación del 20% del antiguo restaurante El Bulli en la cala Montjoi de Roses (Alt Empordà), dentro del parque natural del Cap de Creus, ya están en su etapa final: el cocinero y promotor del proyecto, Ferran Adrià, prevé que los trabajos para terminar las estructuras de los nuevos espacios del futuro El Bulli 1846 se acaben a finales de mayo. Las obras se paralizaron en marzo del año pasado por un problema con las licencias municipales.

A partir de mayo, cuando finalicen las obras, se abordarán los interiores del que se concibe como un "laboratorio exposición" dedicado a la gastronomía. La actuación continúa pendiente de los permisos para abordar el proyecto complementario, que incluye los accesos, unos jardines de exposición, un aparcamiento y un edificio de entrada al complejo.

Adrià dice que la tramitación sigue adelante y que trabajan con la idea de que el espacio pueda empezar a funcionar el próximo año. En este sentido, remarca que durante los dos primeros años las instalaciones solo recibirán visitas concertadas y que, después, lo abrirán al público en general. Insiste en que en ningún caso habrá masificación, pero remarca que el proyecto puede ayudar a alargar la temporada turística del municipio.

GRUPOS REDUCIDOS AL PRINCIPIO

Trabajan con la previsión que el espacio pueda abrir el próximo año y que durante los dos primeros años solo se hagan visitas concertadas. "El año que viene tenemos que estar aquí, estaremos aquí", remarca. En este sentido, dice que la intención es que vengan grupos reducidos al principio ya sean expertos en I+D o escolares. "Después abriremos al público pero será una cosa muy intimista, queremos poquísima gente", insiste.

A pesar de esto, el cocinero asegura que "si hoy vinieran 500 personas por Roses esto sería mucha gente que se podría quedar a dormir y cenar". "Creo que este proyecto es importante, sobre todo más allá de los meses de julio y agosto", afirma.

Cristiano Ronaldo abre el marcador en el Real Madrid - Valencia del Santiago Bernabéu