El Periódico

EMPRENDEDORES CHILENOS

Llega a España la bicicleta con candado antirrobo incorporado

El vehículo queda inutilizado cuando alguien rompe el cerrojo

Las ruedas están protegidas con unas tuercas a prueba de ladrones

Llega a España la bicicleta con candado antirrobo incorporado

YERKA BIKE

Imagen promocional de una bicicleta Yerka.

LUIS BENAVIDES / BARCELONA

Viernes, 21 de abril del 2017 - 12:13 CEST

La mayoría de los inventos surgen para dar respuesta a una necesidad. Es el caso de la bicicleta Yerka, que incorpora un candado integrado en su estructura. Fue creada por unos universitarios chilenos cansados de sufrir robos. “Si un ladrón intenta robar una Yerka deberá romper el marco, el componente más estructural de la bicicleta. Esto la deja inutilizable posteriormente, al igual que las ruedas, protegidas por tuercas antirrobo”, subrayan sus creadores.

El proyecto de estos jóvenes emprendedores vio la luz en su país gracias al apoyo de cientos de ciclistas que se unieron a la causa a través de una campaña de micromecenazgo, y ahora llega a Europa con tres opciones de colores (turquesa, negro y magenta) y cuatro tallas. Según los creadores de esta bicicleta, con precio de venta al público que ronda los 700 euros, esta "tecnología patentada abre nuevas posibilidades en el futuro” en un momento en el que “los automóviles han fracasado en su promesa de ofrecer una solución rápida para moverse en los centros urbanos modernos”.

El uso de la bicicleta para realizar desplazamientos cotidianos, no recreativos, gana adeptos en grandes ciudades como Barcelona, con un clima y una orografía favorables. Sin embargo, la falta de aparcamientos seguros en la capital catalana o, en otras palabras, el elevado número de robos preocupa y mucho a los usuarios. Según la asociación de ciclistas Bicicleta Club de Catalunya (Bacc), el 44% de los ciclistas barceloneses les han robado la bicicleta alguna vez. El número de denuncias ha disminuido en los últimos años, pero las cifras son engañosas y es que muchas personas optan por no denunciar por dejadez o porque consideran que no servirá de nada.

Las buenas bicicletas ya no están a salvo ni en los balcones de los domicilios. Por eso han surgido alternativas a la cadena tradicional, que opone poca resistencia a los amigos de lo ajeno. Desde los aparcamientos seguros como Vadebike y Bicibox, repartidos por unos pocos municipios de la gran Barcelona, y otros inventos ingeniosos como el candado antirrobo que hace vomitar a los ladrones, el Skunklock.

ORDENANZA MUNICIPAL

En sus vídeos promocionales, se candan las bicicletas en farolas y otros elementos del mobiliario urbano. Conviene recordar que la Ordenanza de Circulación de Peatones y de Vehículos de Barcelona, modificada en febrero del 2017, establece que las bicicletas se deben estacionar  “en lugares habilitados para tal fin (anclajes en superficie o aparcamientos subterráneos)”. En caso de que no haya aparcamientos, se puede aparcar en otros lugares de la vía, a excepción de “semáforos, árboles, bancos, contenedores, papeleras, marquesinas de transporte o elementos de mobiliario urbano que puedan ver afectada su funcionalidad habitual o destino”.