El Periódico

SENTENCIA DEL ALTO TRIBUNAL CATALÁN

El TSJC restituye la pensión de invalidez a una trabajadora con trastorno bipolar

El INSS le retiró la retribución que le había dado por incapacidad permanente y los jueces anulan esta decisión

La auxiliar administrativo sufre "marcadas limitaciones funcionales" que le impiden una actividad laboral

El TSJC restituye la pensión de invalidez a una trabajadora con trastorno bipolar

Delegación del INSS en Barcelona.

Sábado, 6 de agosto del 2016 - 16:20 CEST

El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) ha enmendado de nuevo la plana al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y ha renovado a M. B. R., una mujer de 45 años que padece trastorno bipolar, la pensión de invalidez en grado de incapacidad permanente absoluta que la Administración le había denegado. El alto tribunal ha confirmado la primera sentencia dictada por un juzgado social de Barcelona que restituía a la mujer, que había trabajado como auxiliar administrativa, la retribución mensual que había estando percibiendo, ya que todavía padecer “marcadas limitaciones funcionales” a causa de su '”déficit cognitivo y por los rasgos desadaptativos de personalidad”. Esta situación, le impide trabajar.

Los profesionales del Tribunal Médico, que presentó la demanda tras la retirada por parte del INSS de la pensión, han podido demostrar en el transcurso del proceso judicial que el trastorno bipolar que padece la mujer, aunque se había estabilizado, seguía provocando a la afectada episodios depresivos y euforias graves, lo que le impide desarrollar cualquier actividad laboral. La sentencia del TSJC destaca, además, que “la realización de cualquier actividad laboral, por liviana que sea, comporta unas exigencias mínimas de profesionalidad, rendimiento y dedicación”. El médico forense dictaminó la enfermedad de M. B. R. y sus efectos en la actualidad.

LA REVISIÓN

En el 2013, el INSS le concedió M. B. R. la prestación por invalidez en grado de incapacidad permanente absoluta para todo tipo de profesiones. Sin embargo, al año siguiente la mujer tuvo que someterse de forma obligatoria a una revisión. A raíz de ello, la Administración dictaminó en abril del 2014 que esa persona tenía controlada su enfermedad y que no padecía limitaciones funcionales. Este decisión ha sido ahora anulada y la demandante seguirá cobrando de por vida el 100% de su base reguladora, que asciende a 835,90 euros, con efectos retroactivos desde la fecha en la que el INSS no renovó la incapacidad y canceló su prestación.

UN MILLÓN DE AFECTADOS

Alrededor de un millón de personas padecen esta patología en España. El transtorno bipolar tarda en diagnosticarse entre 8 y 10 años, y, aproximadamente, un 40% de los enfermos no son conscientes de que la sufren. Estos enfermos, además, tienen más probabilidades de contraer otras dolencias. El principal problema que dificulta el proceso de recuperación de estos enfermos es que en muchas ocasiones no toman correctamente la medicación. Ello se debe a que en las fases maníacas eufóricas consideran que no les hace falta, y en las fases depresivas están tan bajos de ánimo que creen que nada les puede curar.

TEMAS

El brasileño marcó un tanto monumental que ha dado la vuelta al mundo