El Periódico

Català de l'Any 2016

Tesla llama a revisión a unos 53.000 Model S y Model X por un defecto en el freno de mano

El fabricante de automóviles de lujo señala que el fallo debido al proveedor no afecta a la seguridad del vehículo

Tesla llama a revisión a unos 53.000 Model S y Model X por un defecto en el freno de mano

AP PHOTO / MARK SCHIEFELBEIN

El Model S de Tesla en el Salón del Automóvil de Pekín.

AGENCIAS / MADRID

Viernes, 21 de abril del 2017 - 09:21 CEST

Tesla ha anunciado que llamará a revisión a unos 53.000 automóviles de los modelos S y X por un problema que puede provocar que el freno de mano eléctrico se quede bloqueado.

El fabricante de automóviles eléctricos de lujo señaló en un comunicado publicado en su página web que "los frenos de mano eléctricos instalados en vehículos Model S y Model X fabricados entre febrero y octubre del 2016 pueden contener una pequeña parte que ha sido producida de forma inapropiada por un proveedor". "Si esta parte se rompe, el freno de mano seguiría manteniendo el vehículo parado pero el freno de mano se quedaría bloqueado", añadió Tesla.

El fabricante agregó que no ha recibido informes de fallos del freno y que, aunque no considera que el defecto "podría generar preocupaciones de seguridad a nuestros clientes", va a "reemplazar esas partes de forma proactiva para asegurar que no se produce ningún problema".

Tesla también indicó que menos del 5% de los 53.000 automóviles que serán llamados a revisión están afectados por el potencial problema. En noviembre del 2015, Tesla llamó a revisión 90.000 unidades del Model S por un problema con un cinturón de seguridad.

Pese a esos problemas de calidad, un estudio reciente detectó que pese a los problemas de calidad detectados, los propietarios mantienen la fidelidad a la marca. El informe 'Tesla: Beyond the Hype', realizado por la firma de análisis J.D. Power, indica que el fabricante de automóviles eléctricos de lujo parece ser inmune al descontento, informa EFE. "Los propietarios de Tesla se ven como pioneros que disfrutan ser los primeros en adoptar una nueva tecnología", explicó en un comunicado Kathleen Rizk, directora de consultoría global del automóvil de J.D. Power. "Gastar 100.000 dólares o más en un vehículo que tiene tantos problemas, normalmente tendría un efecto negativo en las ventas y la percepción de la marca. Sin embargo, ahora mismo, Tesla parece inmune a tal desencanto", añadió Rizk.

El portugués y Toni Kroos quedaron fuera de la convocatoria de ZInedine Zidane