El Periódico

ÚLTIMA HORA Un nuevo ciberataque mundial bloquea empresas y bancos

El suvenir lo hace el turista

Mosaiccos crea y vende joyas y esculturas de 'trencadís' y enseña a hacerlas al visitante

CARME ESCALES / BARCELONA

Lunes, 8 de septiembre del 2014

El olor a pintura impregnó la infancia de Angelika Heinbach (Stuttgart, 1961). En casa, su madre pintaba seda. Colores y pinceles siempre formaron parte de la decoración del hogar. Ella se abrió camino profesional con los idiomas. Se formó como traductora intérprete de alemán y castellano y aquello le permitió adentrarse en compañías multinacionales donde percibió la comunicación entre el personal de los diferentes departamentos de una empresa como puntal de beneficio para el conjunto. «Para mí esa es la clave del éxito», apunta Heinbach, que ha dedicado una veintena de años a impartir clases de alemán de negocio y organizar seminarios de 'team building' (construcción de equipo) y eventos.

Hoy, lo continúa haciendo, introduciendo en ellos algo que, tras su primera visita a Barcelona, afloró en su escala de intenciones: aprender a dominar la técnica artística de mosaico y 'trencadís' a través de Mosaiccos. «El mosaico -de origen mesopotámico, griego y romano-, está hecho con trozos regulares de vidrio o cerámica, mientras que el trencadís, que yo descubrí en las obras de los arquitectos Josep Maria Jujol y Antoni Gaudí, se hace con pedazos irregulares de material», aclara Angelika Heinbach.

Tras su descubrimiento, esta alemana viajó a Italia y a Alemania para formarse en la técnica artística de realizar esculturas y trabajos manuales con cristales rotos. Y con el arte de dar forma a los añicos, ahora ella se gana la vida creando esculturas, mesas, cuadros y joyas, por encargo, o piezas que prepara para exponer y vender en la tienda del Born que da entrada a su taller (Corders, 12). Una de las más sorprendentes es la reproducción de barrigas de embarazada (en la foto) en yeso, cubiertas de 'trencadís', para guardar como recuerdo de esa etapa tan especial, y a la que se les puede adaptar una lámpara. «El impacto de colorido de las piezas de baldosa de La Casa Batlló o del parque Güell me parecieron preciosas obras maestras con un medio tan barato y sencillo que quise aprender y enseñar a dominar este arte. Gaudí y Jujol fueron verdaderos pioneros del reciclaje», expone Heinbach.

Logos de empresa y regalos de aniversario son algunas de las creaciones que surgen de los talleres que Angelika Heinbach organiza. «En los 'team building', si el grupo es grande, acudo a las empresas, donde trabajan conjuntamente gente del almacén y comerciales, que habitualmente solo se hablan por teléfono y, por lo general, los de logística siempre son considerados el último mono y los comerciales, los que dan caña. En el taller, a través de la experiencia de aprendizaje y creación común, todos ellos acaban conociendo facetas de la vida personal de sus compañeros, y esa convivencia revierte luego en su trabajo», explica la artista. «Se puede hacer simplemente trabajando el trencadís o sumándole al taller la figura de un coach, pero eso en caso de que el equipo quiera profundizar más en la dinámica de construcción de grupo», precisa Heinbach.

Escudos del Barça y marcos

Al margen de la experiencia artística para compactar y crear harmonía en equipos de trabajo, el puntal del negocio de Angelika que más demanda está teniendo desde el último año son las experiencias que turistas -y autóctonos- pueden vivir aprendiendo a crear su propio recuerdo de la ciudad. A través de la tienda on line de Turisme de Barcelona, Facebook o la web de www.mosaiccos.com, la gente se inscribe a sus sesiones de a partir de una hora de duración en las que enseña a trabajar los materiales del trencadís y, con ellos, realizar marcos de cuadros y espejos o escudos de equipos deportivos, «vienen de todos los países y el escudo del Barça es uno de los más solicitados», dice. «También tienen mucho éxito los talleres de aniversario, donde el grupo crea el obsequio para el homenajeado, y los cursos básicos de 14 horas, en los que ya se pueden personalizar más las creaciones», añade.

Los talleres de Heinbach, que realiza en el Born o en lugares tan emblemáticos como la Pedrera, encabezan el ránking de valoraciones por excelencia de los usuarios de Tripadvisor sobre las actividades que pueden hacerse en la ciudad. El trencadís de Mosaiccos se sitúa justo delante de la evaluación a las visitas de la Sagrada Família.

El club quiere cuatro fichajes y se va a gastar 230 millones de euros