El Periódico

EL COSTE DE LAS INFRAESTRUCTURAS

El rescate (de las autopistas) tiene un precio

La reversión al Estado de las autopistas quebradas puede costar al menos 2.000 millones de euros

El rescate (de las autopistas) tiene un precio

La autopista R-2 de Madrid, con escasa intensidad de tráfico.

MAX JIMÉNEZ BOTÍAS / BARCELONA

Martes, 13 de diciembre del 2016 - 18:44 CET

¿Cuanto costará rescatar las autopistas quebradas? En realidad esta es la pregunta que requiere respuesta en torno a la teórica negociación con los tenedores de la deuda de esas vías de peaje que se encuentran en proceso concursal o liquidación. Las nueve autopistas españolas en concurso (R-2 Madrid-Guadalajara, R-3 Madrid-Arganda, R-4 Madrid-Ocaña, R-5 Madrid-Navalcarnero, AP-41 Madrid-Toledo, AP-36 Ocaña-La Roda, M-12 Eje Aeropuerto Barajas, AP-7 Cartagena-Vera y AP-7 Circunvalación de Alicante) suman una deuda conjunta próxima a los 5.500 millones. Aunque está cifra puede verse reducida hasta unos 2.000 millones.

Del importe máximo, la deuda bancaria alcanzaba hasta hace escasos meses los 3.768 millones, que se habría rebajado con las ventas en el mercado secundario por parte de algunas entidades extranjeras y también de varios bancos españoles (CaixaBank, Sabadell, Santander, Ibercaja y otras dos cajas pequeñas) a los fondos TCI y Taconic, principalmente, y a otros fondos que, en menor cuantía, también se han aprovechando de los precios de derribo que impuso la parálisis en las negociaciones con el Gobierno. Solo las tres primeras entidades financieras mencionadas ha vendido un volumen de deuda superior a los  820 millones de euros.

En resumen, quedan pocos bancos con los que negociar, pues ya no tienen la mayoría de la deuda. Bankia (470 millones) y BBVA (275) mantienen sus créditos, pero el mayor importe corresponde a los fondos mencionados para los que está por ver si les compensa esperar a reclamar la Responsabilidad Patrimonial de la Administración Pública (RPA) asociada a estas concesiones, si el Estado se las queda. La RPA puede ascender a 2.000 millones de euros (el 50% de la deuda), según aceptó Fomento en la negociación que mantuvo con la banca durante el mandato anterior del PP, señalan fuentes financieras. No obstante, a esta cifra habría que descontarle las amortizaciones y las expropiaciones, aunque no está claro si de forma lineal o en función del tráfico. Además, se tendrá que aplicar el cálculo autopista por autopista, con lo que será un goteo en la medida en que los acreedores la reclamen y los tribunales resuelvan. Además, el Estado es el que fija el valor de la RPA, y por ello algunas fuentes consideran que el ministro de Fomento parece estar indicando a los acreedores que esa alternativa les puede resultar más costosa y larga que alcanzar un acuerdo, aunque implique quitas significativas.

BAILE DE CIFRAS

La oposición exige que se depuren responsabilidades si hay rescate y lo atribuyen a una mala gestión del PP

En todo caso, la cifra a pagar estará por debajo de los 5.550 millones calculados en su momento por la patronal de las constructoras Seopan. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, la descarta, aunque ha apuntado que será mayor a la que se deriva de la RPA y ha añadido: "Sería muy inferior en cualquier caso de lo que le hubiera costado al Estado hacer estas autopistas para que hubieran estado en funcionamiento este tiempo".

PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos han exigido que se depuren responsabilidades por el posible rescate, que han atribuido a la "mala gestión y planificación" de los gobiernos anteriores del PP. La portavoz del Govern de la Generalitat, Neus Munté, se ha añadido a las críticas: "Es un despropósito que con el dinero de todos rescate de según qué pifias", informa Fidel Masreal.

Un doblete de Messi, el segundo de penalty en el 90, permiten al Barça mantenerse vivos en la Liga