El Periódico

MOTOR

Renault se desploma en bolsa por investigaciones relacionadas con el 'diéselgate'

La justicia francesa ha registrado varias sedes del grupo automovilístico y este niega que haya trucado sus coches

Renault se desploma en bolsa por investigaciones relacionadas con el 'diéselgate'

AFP / BERTRAND GUAY

El logo de Renault en la sede central del grupo en París.

EL PERIÓDICO / PARÍS

Jueves, 14 de enero del 2016 - 14:13 CET

Las acciones de Renault se han desplomado y han llegado a caer más de un 21 % a mitad de la sesión de hoy en la Bolsa de París, tras conocerse que la justicia francesa ha registrado varias sedes del grupo automovilístico francés debido a las sospechas por un posible fraude similar al de Volkswagen.

La caída de los títulos de la marca del rombo se produce después de que el sindicato CGT informara de que agentes de la Dirección General de la Competencia, del Consumo y de la Represión del Fraude investigan los departamentos de "homologación y puesta a punto de los controles del motor".

Según ese sindicato, las pesquisas podrían estar relacionadas con "las consecuencias del caso de los motores trucados de Volkswagen", de manera que Renault también hubiera falseado datos de las emisiones de sus vehículos, informó la agencia AFP.

El desplome bursátil de Renault ha arrastrado también al segundo constructor francés, PSA Peugeot Citroën, cuyos títulos caían a media sesión más de un 8 %. Los registros en Renault, informaron medios locales, tuvieron lugar en el centro de ingeniería de Lardy, el de tecnología de Guyancourt, la planta de Plessis-Robinson y su sede de Boulogne-Billancourt, todos en los alrededores de París.

El fabricante de automóviles Renault ha asegurado que las autoridades galas están realizando pruebas en vehículos de diferentes marcas del país, entre las que se encuentra Renault, y afirmó que durante el proceso no se ha detectado ningún dispositivo manipulador de emisiones.

En un comunicado, la compañía confirmó que, a raíz del caso del software Volkswagen, las autoridades francesas crearon una comisión, a través de la que realizarán pruebas a 100 vehículos en el país, entre los que se encuentran 25 unidades de Renault (debido a su cuota de mercado en el país). SEgún Renault, hasta finales del pasado diciembre se habrían analizado 11 vehículos, entre los que se incluyen cuatro de la firma del rombo, en los que no se habría revelado la presencia de un software o dispositivo que manipulara las emisiones.

La compañía explicó que la comisión técnica creada tiene el objetivo de garantizar que los fabricantes franceses de automóviles no equipan en sus vehículos software o dispositivos similares a los instalados en algunos modelos de Volkswagen.

Ante esta situación, la empresa indicó que las pruebas en curso son positivas, ya que pueden anticipan soluciones para mejorar sus vehículos, tanto los de las fábricas como los de los modelos en circulación y apuntó que presentó un Plan de Emisiones, con el objetivo de mejorar la eficiencia energética de sus vehículos.

Por otro lado, la firma destacó que, en paralelo, la Dirección General de Política, Asuntos del Consumidor y Competencia de Control de Fraude de Francia decidió llevar a cabo una investigación para valorar los primeros análisis de dichos vehículos realizados por la comisión.

En el marco de dicha investigación paralela se realizaron visitas a la sede central de Renault, así como al Centro Técnico de Lardy y al Tecnocentro de Guyancourt. La firma ha señalado que sus equipos están cooperando en ambos procesos.

El pasado septiembre se descubrió que el grupo alemán Volkswagen manipuló los programas informáticos de cientos de miles de automóviles diesel y gasolina, lo que ha desencadenado una ristra de procesos legales contra la compañía en distintos países en los que comercializa sus productos.

Tras ese escándalo, Renault anunció un plan de inversión de 50 millones de euros para reducir la diferencia entre las emisiones contaminantes de sus vehículos y su homologación en condiciones reales.

El entrenador opinó sobre el conflicto de la portería, por primera vez tras la marcha de Bravo al City

Máxima cautela, pero toda la seguridad de que Paco Alcácer vestirá la camiseta azulgrana en los próximos días. El Valencia, inmerso en una gran revolución de plantilla, ha pedido un par de días para poder concretar fichajes importantes