El Periódico

TECNOLOGÍA

El clúster digital de Barcelona ultima la selección de edificios para reeditar el éxito del Pier 01

Cien firmas llenan los 10.000 metros del espacio y hay demanda para ocupar otros 13.000 metros

La asociación Barcelona Tech City expandirá la iniciativa a otros inmuebles de la zona portuaria

El clúster digital de Barcelona ultima la selección de edificios para reeditar el éxito del Pier 01

FERRAN NADEU

Exterior del Pier 01, en el Palau de Mar de Barcelona.

Domingo, 12 de febrero del 2017 - 14:16 CET

Oficinas de Byhours en el Pier 01, en el Palau de Mar de Barcelona.

La comunidad de empresas tecnológicas y digitales de Barcelona vive un momento dulce. Además de ver cómo crecen año a año las inversiones, aparecen nuevos emprendedores con proyectos de futuro y se consolidan ventas multimillonarias que demuestran la salud del sector, desde el año pasado cuentan con un edificio insignia, el Pier 01. En pocos meses ha colgado el cartel de completo, y la iniciativa gusta tanto al sector que los promotores se han visto desbordados por la demanda de empresas que quieren instalarse. Es por ello que se ha acelerado la búsqueda de otros edificios para replicar un modelo que ya da sus frutos.

El Pier 01 es el sueño hecho realidad del Barcelona Tech City, el clúster de empresas digitales creado en el 2013 por Miguel Vicente (fundador de Wallapop y Letsbonus) y que agrupa ya a más de 360 emprendedores digitales. En su nacimiento la asociación planteó la necesidad de la colaboración publico-privada, y el máximo ejemplo de ello fue el Pier 01: apoyado por el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat y el Port, el clúster inauguró en julio del 2016 en primera línea de mar (Palau de Mar) un edificio de 10.000 metros cuadrados que agrupa a empresas del mundo de la tecnología.

Ya desde el inicio numerosas empresas se interesaron instalarse en un espacio donde se podían crear sinergias. Ahora, el edificio está prácticamente acabado y completo, con más de 100 empresas (Tiendeo, Letgo, Berepublic, Holaluz, Byhours, Talent Republic) e incubadoras y aceleradoras (Conector, mVentures, Nuclio) –un millar de trabajadores en total–. "Al ser un espacio donde todo el mundo está en las mismas condiciones y del mismo sector, se crean sinergias y aprendizajes", explica Gina Tost, cofundadora de la plataforma de promoción de apps Geenapp (20 empleados).

Barcelona lidera la inversión en 'start-ups'

Las start-ups españolas levantaron un total de 502 millones de euros de inversión en el 2016, lo que supone un 13% menos respecto a los 576 millones alcanzados el año anterior. Así lo asegura un informe elaborado por la Mobile World Capital Barcelona (MWCB), que sin embargo explica que el mercado madura porque sube la valoración media y la inversión inicial media.

Catalunya es la comunidad que más start-ups concentra, con el 28,4% de las 2.663 start-ups que hay en España, con Madrid segunda (27,1%) y Valencia tercera (5,2%). Sin embargo, mucho mayor es el porcentaje de inversión: Barcelona lidera las inversiones, con un 56% del total capturado en España, con 282 millones de euros, seguida de Madrid con 173 millones.

El sector del comercio electrónico es el más representado de las start-ups, mientras que el turístico es el que más crece.

Miquel Martí, consejero delegado del Barcelona Tech City, destaca otros datos: del millar de empleados, el 30% son mujeres, entre el 30% y el 40% son trabajadores de otros países y más del 50% son millennials (de veintipocos a 34 años) "con sueldos por encima de la media".

El proyecto es un "éxito" menos de un año después. "Hemos abierto un registro para firmas interesadas porque la idea es seguir creciendo. Hay ya demanda para ocupar otros 13.000 metros", revela Martí. Desde el día de la presentación quedó claro que el objetivo era abrir otros edificios (de ahí el 01 del nombre). Lo que no estaba previsto era tanta demanda ni tener que hacerlo tan rápido.

ATRACTIVO

El clúster se ha puesto manos a la obra. El modelo a seguir es el mismo: colaboración público-privada para uno o varios edificios más. El problema es encontrar las condiciones perfectas: en principio no se descartaba abrir el Pier 02 en otro punto de la ciudad, pero la asociación prefiere ahora crear un Tech Harbour, aprovechando el atractivo de la zona, sobre todo para las firmas o el talento extranjero que tienen que elegir si venir a Barcelona.

Según diversas fuentes, los contactos están avanzados y hay varios finalistas. Lo ideal sería ocupar el edificio colindante, en el que actualmente está el Museu d’Història de Catalunya, y cuya concesión acaba en diciembre del 2018. Sin embargo, el plan del clúster es ir más rápido, tener ya un segundo espacio este mismo año. "Tenemos varias posibilidades, algunas son soluciones imaginativas", explica Martí. Analizan varios espacios. Por ejemplo, el segundo edificio de Desigual, pero las posiciones en el terreno económico son muy lejanas. También está el World Trade Center, aunque la estructura del edificio no encaja con el ambiente que buscan las start-ups. Remodelar alguno de los edificios de la zona también es una posibilidad.

Mientras se acaban de encontrar nuevas ubicaciones, el Pier 01 ya da resultados. "Ya han nacido al menos dos proyectos gracias al Pier 01. Son las start-ups Eelp y Marmota (venta de colchones on line)", explica Martí.

"El Pier 01 es una gran iniciativa porque ayuda a visualizar el ecosistema de las start-up", asegura el director general de la Mobile World Capital Barcelona, Aleix Valls. Un ejemplo: cada día entre 500 y 600 personas visitan el Pier 01, entre inversores, instituciones, empresas que buscan servicios... "Cada día surgen oportunidades de negocio, entre los que nos visitan y los que habitan el edificio. Teniendo en un mismo inmueble start-ups, firmas consolidadas, talento local e internacional, inversores, aceleradoras... son todo ventajas", afirma Martí. H

El seleccionador de Brasil es un gran admirador del joven centrocampistas