El Periódico

La mejor selección de pisos y casas - Venta de pisos y casas

DIRECTO Sigue al minuto la reunión del comité federal del PSOE

MWC 2016

El Mobile World Congress: mucho más que una feria

Con 460 millones de euros de impacto y más de 13.000 puestos de trabajo, el congreso se ha convertido en un puntal para la economía local

El Mobile World Congress: mucho más que una feria

ALBERT BERTRAN

John Hoffman, consejero delegado de la GSMA, organizadora del Mobile World Congress, supervisa los preparativos de la feria en el recinto de Gran Via.

Martes, 16 de febrero del 2016 - 19:17 CET

Cuando en el 2005 Barcelona acordó la celebración a partir del 2006 de la mayor feria de telefonía y movilidad del mundo (entonces llamada 3GSM, ahora Mobile World Congress), pocos se imaginaban que esta industria se convertiría en el gigante que es ahora. Porque para Barcelona y Catalunya no solo implica celebrar la cita donde se decide el futuro de este sector, sino que significa la creación de miles de puestos de trabajo, un impacto económico y turístico que dura todo el año y, además, ha conllevado la creación de cero de un sector, el de las start-ups, que busca cambiar el modelo productivo.

La última edición del Mobile World Congress (MWC), celebrada el año pasado, supuso una inyección económica de más de 460 millones de euros para Barcelona y Catalunya. Esta cifra incluye el gasto directo (hoteles, restaurantes...) e indirecto de los más de 95.000 asistentes que el año pasado visitaron la cita -el salón es un filón turístico de proyección futura, pues acuden casi 4.000 periodistas de todo el mundo-, pero también la presencia de miles de empresas en Barcelona que buscan hacer negocio (con estand, 2.100 expositores este año, o sin, pues es la mayor oportunidad de negocio anual del sector). Un ejemplo es el de la catalana Lleida.net, que ha explicado este martes que del MWC, en el que invierten más de 150.000 euros en márketing y estand, depende el 40% de su facturación anual.

Aunque los 95.000 visitantes de este salón profesional son menos que los que asisten a otras ferias más masivas, la gran diferencia es el perfil del visitante: más del 50% de los asistentes son altos cargos directivos, la mayoría de otros países. Lo nota por ejemplo el aeropuerto, donde el año pasado se operaron 381 vuelos privados con motivo de la feria (+139% respecto de una semana habitual de febrero), con un aumento de las ventas en la zona comercial de la infraestructura del 43%.

La feria también supone una importante inyección de empleo para la economía catalana. Para este año se calcula que serán unos 13.000 los empleos temporales creados con motivo de la feria. "No son empleos de tres o cuatro días, sino que la media duran entre dos y cuatro semanas", explican fuentes de la cita. De hecho, la duración de los contratos va desde los cuatro días a hasta un año. En salarios, además, no es en general un salón mal pagador: en algunos casos por los requerimientos específicos de idiomas y especialización pueden aumentar hasta un 40% con respecto a la media del mercado. No se buscan solo azafatas, sino que los perfiles contratados son de todo tipo: personal de logística (el montaje del salón dura 12 días y el desmontaje, una semana), limpiadores, arquitectos, informáticos, montadores, cocineros (35.000 bocadillos de media servidos cada día), chóferes, peritos de prevención de riesgos laborales, técnicos audiovisuales...

Otra de las cifras de impacto económico positivo para la ciudad es que el MWC supone el 40% de los ingresos de Fira de Barcelona al año (148,1 millones en el 2015).

INDUSTRIA PARALELA

La celebración de la mayor feria de móviles, a la que acuden las grandes empresas del sector (Google, Samsung, Ericsson, Huawei, Intel, Sony...), ha implicado también el impulso de una economía de start-ups tecnológicas que han creado miles de empleos.

Según la asociación Barcelona Tech City, las empresas del sector con base en Barcelona facturan más de 6.000 millones de euros al año, y dan trabajo a más de 10.000 personas. Todo ello ha supuesto también la creación en paralelo al MWC de otro congreso para emprendedores e inversores, el 4YFN, que este año espera recibir a más de 12.000 personas y que ha pasado a formar parte del MWC dado su crecimiento.

El éxito del MWC en Barcelona y de la cita del 4YFN han ayudado a que la ciudad renueve la capitalidad mundial de la telefonía móvil hasta el 2023, entre otros motivos por la promesa de la entrada en funcionamiento de la L-9 y el funcionamiento del transporte público. Si la huelga lo permite.

Cruyff, en su libro Memorias, asegura que rescató a Guardiola para el FC Barcelona

Juan Sebastián Verón, exjugador y actual presidente de Estudiantes de La Plata, ha revelado en una entrevista concedida a la cadena ESPN un hecho hasta ahora desconocido para los aficionados