El Periódico

TITULARES Las 5 noticias que debes saber hoy para estar informado, en un minuto

FRENTE A LA CRISIS

Miles de manifestantes reclaman en Barcelona y Madrid un cambio de sistema político y social

El movimiento 'Democracia real ya' agrupa desde los afectados por embargos a los parados

ANTONI FUENTES / ROSA MARIA SÁNCHEZ / Barcelona / Madrid

Domingo, 15 de mayo del 2011 - 19:58 CEST

  • La manifestación ciudadana contra los recortes y la corrupción, a su paso por la plaza Catalunya.

  • Arcadi Oliveres, presidente de la ONG Justícia i Pau, durante la manifestación convocada por la plataforma "Democracia real ya".

Miles de personas se han manifestado este domingo por el centro de Barcelona y Madrid para pedir un replanteamiento del sistema político y social para superar la crisis bajo el paraguas de "Democracia real ya". La convocatoria se ha realizado también simultáneamente en otras 50 ciudades.

El movimiento, que comenzó por un grupo en Facebook hace tres meses, ha cristalizado en un manifiesto que han firmado ya 9.000 personas en la web de la convocatoria. Los autores del texto aseguran representar distintas sensibilidades y opiniones políticas. Entre los grupos más destacados de la marcha estaban los afectados que piden que la devolución del piso cancele la deuda en caso de hipoteca, y la Assamblea d'Aturats.

  • Ciudadanos concentrados en la plaza de Catalunya antes del inicio de la manifestación.

  • Participantes en la manifestación disfrazados de mimo.

  • La protesta contra los recortes sociales y a favor de un cambio político ha bajado por la Vía Layetana.

  • Una joven sostiene un cartel al paso de la marcha de protesta por la calle de Fontanella.

  • Numerosos participantes en la protesta han mostrado caretas de la película "V de vendetta".

  • Arcadi Oliveres, presidente de Justícia i Pau, en la plaza de Catalunya momentos antes de dirigirse a los manifestantes.

  • Una niña exhibe un cartel a favor de la dación en pago en la plaza de Catalunya.

  • La protesta ha reunido a miles de personas en un recorrido por el centro de Barcelona.

En Barcelona, la gran mayoría de los 6.000 asistentes --según la Guardia Urbana, 15.000 según los organizadores-- eran jóvenes, que se han manifestado en un ambiente muy festivo, con batucada brasileña incluida, y han enganchado carteles en los cristales de las oficinas bancarias. La marcha, que arrancaba en la plaza de Catalunya rodeada de un fuerte dispositivo policial, ha acabado en el parque de la Ciutadella, sin que se hayan registrado incidentes.

"No somos mercancía en manos de políticos y banqueros", ha sido uno de los lemas que ha llenado más pancartas en esta protesta, que se ha celebrado en 50 ciudades españolas. Otros lemas han sido "De mayores queremos ser islandeses", "Políticos, no os damos más crédito" o "Lo llaman democracia y es Botín". La idea general de los manifestantes ha sido criticar a una clase política en la que no se sienten representados y denunciar una crisis económica cuyas consecuencias están pagando, a su juicio, los sectores más desfavorecidos de la sociedad. Uno de los gritos más coreados ha sido: "Este sistema no me representa".

En Madrid, miles de personas han llenado la céntrica plaza de Cibeles y los accesos desde la calle de Alcalá con gritos y pancartas como "esta crisis no la pagamos", "no más corrupción, pasamos a la acción", "manos arriba, esto es un atraco", "PSOE-PP la misma mierda es" o "futuro de mierda, trabajo precario".

Redes sociales

En diferentes ciudades, como Mérida o Palma de Mallorca, se ha reclamado que los poderes públicos respeten derechos básicos como la vivienda, el trabajo, la cultura, la salud, la educación, la participación política, el libre desarrollo personal y derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz.

Los organizadores se han mostrado bastante satisfechos de la convocatoria y han anunciado que "esto solo es el principio".

En las redes sociales se ha seguido la manifestación. De esta forma, los participantes han subido fotos y han ido comentando en directo el seguimiento de la protesta, utilizando para ello etiquetas como "no les votes".


El Guangzhou Evergrande endurece el inicio de las negociaciones y remite al Barça a la cláusula de rescisión de Paulinho