El Periódico

MECANISMO PARA ESTABLECER PRECIOS

Mercado marcado

La subasta trimestral en la que se fijan los costes energéticos que supondrán en torno al 40% de la tarifa eléctrica levanta sospechas

AGUSTÍ SALA / Barcelona

Viernes, 20 de diciembre del 2013

José Manuel Soria.

Hasta hace muy poco, los ciudadanos apenas se interesaban por las siglas Cesur (Contratos de Energía para el Suministro de Último Recurso). Desde ayer ha cobrado protagonismo. Aunque los precios de la luz se establecen en un mercado horario y diario, estas pujas trimestrales -las productoras de energía eléctrica ofertan kilovatios (KW) que adquieren las comercializadoras (algunas filiales de las grandes compañías y otras independientes)- conforman lo que será en torno al 40% del recibo de la luz que pagan unos 20 millones de usuarios.

«Ahí compran la energía para los próximos tres meses en función de las condiciones meteorológicas y la demanda que prevean», destaca José María García Casasnovas, del Col.legi d'Enginyers Industrials de Catalunya. Si la formación de los precios no es lo suficientemente transparente es el regulador el que debe determinarlo.

Antes era la Comisión Nacional de Energía (CNE), que recibía críticas por ser poco independiente del Gobierno; y ahora es el macrorregulador Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), vista aún como más vinculada al Ejecutivo.

Esencialmente en esta puja trimestral, en la que también intervienen fondos y otras entidades financieras adquieren coberturas para protegerse de posibles encarecimientos o bajadas. Es por ello que algunos analistas consideran Cesur sobre todo un mercado de especulación. Jorge Fabra, que fue consejero de la CNE, destacaba en un artículo en Economistas frente a la crisis que en esencia el Cesur sirve para estabilizar el componente energético dentro del suministro de electricidad de los pequeños consumidores.

Y el autor destaca que nunca se ha preguntado a los consumidores si quieren pagar esas coberturas financieras ni se les ha contado «que esa cobertura les encarece su recibo de la luz en cientos de millones al año, en miles de millones desde que tal manera de fijar los precios fue establecida».

El precio que surge de estas subastas «siempre es más alto que el de mercado libre», afirma un experto del sector. De hecho, en esta subasta, en la que se fijan los costes de la energía para calcular la tarifa regulada, «solo se intercambia el 6% de la energía total», añade el mismo especialista próximo a la

CNMC. A pesar de este escaso peso las variables en costes trimestrales que surgen del Cesur sirven luego de referencia para los contratos del mercado libre.

La antigua CNE ya investigó este mercado pero sin resultados. Ahora tiene en marcha otra. En las últimas semanas, los precios han tenido una evolución que se considera extraña. Por ejemplo, el pasado 8 de diciembre, con una demanda baja por ser festivo y sin energía eólica por falta de viento, los precios marcaron récord.

La Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) asegura que la participación de estas tecnologías limpias, a las que las eléctricas convencionales acusan de encarecer los costes, contribuyen a abaratar el precio del mercado diario en más de 4.000 millones anuales. Según José Miguel Villarig, presidente de APPA, las energías verdes «tienen un efecto depresor en el mercado. Cuando no hay eólica, el mercado está más caro».

En un partido espeso, Leo marcó el gol del triunfo cuando se olía el empate