El Periódico

MERCADOS

El temor a una nueva recesión mundial pincha la burbuja de las bolsas

El Ibex 35 eleva al 30% la pérdida acumulada desde mediados del 2015

Los analistas dan una probabilidad de hasta el 25% de una nueva recesión en EEUU

Martes, 9 de febrero del 2016 - 09:33 CET

Aspecto de la Bolsa de Madrid, con el IBEX cayendo, en una imagen de diciembre del 2014.

Los mercados bursátiles de todo el mundo han vuelto a vivir este martes una jornada aciaga, después del lunes negro del día anterior. El creciente temor a una nueva recesión en EEUU (y, por ende, en la economía global) está hundiendo la cotización de los valores en unas bolsas sobrevaloradas en los últimos años, al calor de la liquidez proporcionada por los bancos centrales de todo el mundo.

La bolsa española ha caído este martes el 2,39% y acumula una pérdida de casi el 7% en dos días, que se eleva al 17% en lo que va de año. Desde mediados del 2017, la bolsa española ha pedido más del 30% de su valor.

Y la fotografía no es muy distinta en el resto de las bolsas europeas y mundiales, mientras que el dinero que huye de la bolsa busca refugio en los bonos de EEUU y Alemania, en el oro, el yen y el franco suizo. El oro ha subido el 12% en lo que va de año.

FIN DE FIESTA

El descenso de las bolsas se prolonga ya desde julio y agosto pasado “y se trata de un shock negativo lo suficientemente intenso y persistente para ser preocupante”, valora el servicio de estudios de Bankia.

“Los motivos siguen siendo las dudas sobre el crecimiento mundial que plantean el menor crecimiento de China y una posible devaluación adicional de su divisa, la incertidumbre sobre la política de tipos de interés en Estados Unidos, y los bajos precios de las materias primas, que han añadido un elemento de riesgo adicional en los balances y cuentas de resultados de las entidades financieras”, resumen los analistas de Banca March.

La política monetaria expansiva de los bancos centrales en los últimos años ha inundado de dinero la economía de EEUU, la zona euro y Japón. Al mismo tiempo, que los bajos tipos de interés (cero o negativos) han conducido todo este dinero a la bolsa en busca de la rentabilidad que no encontraban en los depósitos ni en los bonos. De ahí la fuerte subida de la bolsa en los últimos años. Ahora, los temores a una recesión en EEUU hacen pensar a muchos inversores que la fiesta se acaba y se han lanzado a vender sus acciones, hundiendo así los mercados.

Los mercados están en una “grande, gorda y jugosa burbuja”, ha llegado a decir el multimillonario y aspirante a la Casa Blanca, Donald Trump.

PROBABILIDAD DE RECESIÓN

Entre los inversores, además, hay dudas sobre la capacidad de los bancos para subsistir en un entorno de bajos tipos de interés e incluso negativos en el que además sus balances pueden sufrir por su exposición a empresas del sector energético (que sufren pérdidas por la caída del petróleo) y de materias primas.

La bola de cristal de indicadores financieros y macroeconómicos en la que saben mirar los analistas da una probabilidad de entre el 20% y el 25% de que EEUU vuelva a caer en recesión a corto plazo. Y aunque no es una probabilidad elevada, sí es creciente. EEUU encadena ya siete años de crecimiento (frente a una duración media histórica inferior a los seis años de las fases expansivas) y quienes temen ya el fin de la fiesta y un cambio en el ciclo.

En este contexto de incertidumbre y volatilidad, los datos macroeconómicos y los financieros parecen haber entrado en una espiral de pesimismo con el riesgo de que se pueda disparar una inercia negativa alimentada por el impulso del miedo. “Lo malo de los últimos datos (macroeconómicos) es que no han servido para despejar dudas y, si el shock financiero se acentúa o persiste, puede acabar provocando una situación de perspectivas autocumplidas”, se advierte desde Bankia.

Caídas generalizadas

La bolsa española ha caído este martes el 2,39%, hasta los 7.927,6 puntos, arrastrada por el sector financiero y las constructoras. El Ibex 35 ha perdido así el soporte de los 8.000 puntos, tocando su nivel más bajo desde julio del 2013.

Y la fotografía no es muy distinta en el resto de las bolsas europeas y mundiales. La bolsa italiana ha retrocedido este martes el 3,21%, lastrada por el sector financiero. París ha perdido el 1,69 % y Londres, el 1%. En EEUU, Wall Street también ha abierto con pérdidas, en el entorno del -0,50%.

En Alemania, el poderoso DAX 30 ha perdido este martes el 1,11%, pero las pérdidas se elevan al 4,3% en los dos días de la semana; al 13% desde el inicio del año y al 24% desde mediados de julio. Las acciones de Deutsche Bank han caído el 4,5%, tras haber perdido el 9,5% el lunes. 

En Japón, el Nikkei (-5,40% este martes) acumula una caída del 23% desde agosto pasado, mientras que en EEUU, las pérdidas acumuladas desde mediados del año pasado suman el 11%.

Las peores cifras, en Europa son para la Grecia. La prima de riesgo en Grecia se eleva hasta los 1.074 puntos, mientras que en España se sitúa en 151 puntos; en Italia llega a 11 y en Portugal ronda los 325 puntos básicos.

Tarde de locos en la que el Barça podría firmar a un delantero o quedarse sin los deseados

Ya está disponible la portada de SPORT de este lunes