El Periódico

Entradas MOUSTACHE

PERSPECTIVAS ECONÓMICAS

Guindos asume un posible desvío del déficit del 2015 por las autonomías

El ministro advierte de que los mercados temen que el nuevo Ejecutivo "no sea tan claro" sobre Catalunya

Las bolsas logran su primera semana de ganancias en el año tras el anuncio de estímulos por el BCE

  • Guindos asume un posible desvío del déficit del 2015 por las autonomías

    DAVID CASTRO

  • Guindos asume un posible desvío del déficit del 2015 por las autonomías

    EFE / ANGEL DIAZ

    El ministro de Economía  Luis de Guindos. en la sede del Ministerio el martes pasado.

Viernes, 22 de enero del 2016 - 15:15 CET

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha asumido este viernes el posible incumplimiento del objetivo de déficit del 2015 (fijado en el 4,2% del PIB) como consecuencia de la desviación de las cuentas de las comunidades autónomas. "En estos momentos la incertidumbre reside en las autonomías. Es ahí donde se puede producir la mayor desviación", ha dicho De Guindos en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros tras hacer un positivo balance económico de la pasada legislatura. Según el ministro, si no hay riesgos políticos, "la salida de la crisis se producirá a final de este año", el 2016, una vez que el nivel de renta del país vuelva al existente antes del 2008.

La Comisión Europea espera la formación del nuevo Gobierno en España para negociar en la primavera ajustes presupuestarios que permitan lograr objetivo de déficit del 2016 (2,8% del PIB), de difícil cumplimiento a juicio de Bruselas. Según De Guindos, sin embargo, "la preocupación de la Comisión Europea no es tanto una desviación del déficit publico en unas décimas este año. El problema es que si se desacelera la economía por una menor confianza, el objetivo de déficit público sí que no lo vamos a cumplir" en el 2016. "De momento -ha añadido- hemos empezado el año creciendo a un ritmo del 3,3% y con una creación de empleo muy intensa".

LA CUESTIÓN POLÍTICA

Luis de Guindos

Ministro de economía en funciones

La salida de la crisis se producirá a finales del 2016 si no hay riesgos políticos

El ministro se ha referido así a la incertidumbre política sobre la formación de un nuevo Gobierno en España que preocupa entre los inversores internacionales. "El temor fundamental es que se reviertan las reformas y que el próximo Gobierno no tenga una actitud tan clara como el actual en el tema de Catalunya", ha dicho.

Según el ministro en funciones, la economía española ha empezado el 2016 con unos indicadores "como nunca" en alusión a la combinación de crecimiento económico, aumento del empleo, reducción del paro, nula inflación y superávit exterior. "Ya nadie podrá decir que el ladrillo es el elemento fundamental de la economía española. La construcción ha reducido su peso a la mitad y se ha trasladado a la exportación". Eso es, según De Guindos "el cambio de modelo" que se ha operado en esta legislatura. "En el 2015 se produjo la mayor reducción del paro de la historia de nuestro país", ha dicho.

VIENTOS DE CARA Y DE COLA

El titular en funciones de Economía descarta que el nuevo entorno internacional -volatilidad en los mercados financieros, menor crecimiento mundial y riesgos geopolíticos- pueda afectar a su previsión de crecimiento del PIB español del 3% para este año. "Hay vientos de cara, pero también hay vientos de cola", ha dicho De Guindos en alusión a las ventajas para la economía española del bajo precio del petróleo. Según sus cálculos la caída del precio del crudo puede añadir cinco décimas al crecimiento económico gracias al ahorro de 15.000 millones en la factura energética y a la moderación de la inflación.

En su opinión la caída de las bolsas internacionales registradas desde comienzos de año no están anticipando una nueva "gran depresión" mundial, como interpretan algunos y ha aconsejado "no exagerar". "Hay gente que empieza a hablar de la gran depresión de nuevo. No. Hay una desaceleración de la economía mundial y un ajuste en los mercados de capitales, y hay una caída muy intensa del precio de las materias primas, sobre todo del petróleo, que tiene una parte positiva y otra negativa", ha recordado.

Mario Draghi

presidente del bce

Tenemos la determinación, la voluntad y la capacidad de actuar y desplegar nuevos instrumentos

BOLSAS RESCATADAS POR EL BCE

Presos de la volatilidad de las últimas semanas, las bolsas han reaccionado en los dos últimos días con subidas tras la firmeza mostrada por el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, sobre la adopción de nuevas medidas de estímulo en marzo. "Tenemos la determinación, la voluntad y la capacidad de actuar y desplegar estos instrumentos", ha repetido el banquero italiano este viernes durante su participación en el Foro Económico de Davos, en Suiza.

Al calor de las palabras de Draghi y del repunte del precio del petróleo (ha subido de 27 a 31 dólares en plena ola de frío en Europa y Estados Unidos), las bolsas europeas han logrado este viernes las mayores ganancias en un día desde agosto pasado, cerrando así la primera semana en positivo desde que empezó el año. La bolsa de Nueva York también ha abierto con subidas.

En España, la bolsa ha rebotado este viernes el 3,3% en su mejor sesión desde el pasado 5 de octubre. Tras cuatro semanas a la baja en las que había perdido el 12% de su valor, el Ibex 35 ha logrado una mejora del 2,1% en el conjunto de la semana, el mejor resultado en cuatro meses. La prima de riesgo de la deuda pública española respecto al bono alemán ha descendido a 125 puntos básico.

Repsol, Endesa e Iberdrola, en el punto de mira de las agencias de calificación

La agencia de calificación crediticia Moody's ha colocado en revisión para una posible rebaja los ratings de unas 200 compañías de todo el mundo de los sectores energético y minero, incluyendo la nota de solvencia de la española Repsol, como consecuencia de la caída del precio del crudo, que la entidad estima en 33 dólares por barril de media para 2016, un 23% menos que su anterior previsión.

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P), por su parte, ha advertido esta semana sobre el riesgo regulatorio que pende sobre el sector energético español dada la incertidumbre política sobre la formación del nuevo Gobierno. S&P cree que "el regulador podría considerar la imposición de mayores impuestos sobre la producción hidráulica y nuclear" en España. S&P alude en su análisis a las "implicaciones negativas" para las eléctricas, especialmente para Iberdrola y Endesa, de "algunos programas electorales" en los que se recoge el cierre gradual de las centrales nucleares. En todo caso, considera que este "riesgo" es "manejable".

"No siempre podemos ganar o dar espectáculo", admite el brasileño