El Periódico

Globalia tendrá que pagar 22,7 millones por responsabilidad civil

La Audiencia Nacional corrige un fallo de un juzgado penal y eleva una sanción por fraude con las subvenciones a residentes en Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla

Globalia tendrá que pagar 22,7 millones por responsabilidad civil

EFE / ALBERTO ATIENZA

Un Airbus 330-300 de Air Europa, del Grupo Globalia, ante un hangar del aeropuerto de Palma de Mallorca.

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Viernes, 21 de abril del 2017 - 18:07 CEST

Globalia deberá abonar 22,7 millones de euros en concepto de responsabilidad civil por fraude en las subvenciones otorgadas por el Ministerio de Fomento en los billetes de residentes en Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla, después de que la Audiencia Nacional haya corregido la sentencia del Juzgado de lo Penal nº1 de Madrid, en la que solo le imponía una multa.

En dicho fallo, emitido el 14 de febrero de este año, no se contemplaba el concepto de responsabilidad civil, lo que llevó al Abogado del Estado a solicitar la rectificación de la sentencia, y solo se le imponía a la compañía una multa de 7,67 millones de euros.

En el auto de aclaración, emitido el 10 de abril, se condena a Globalia a abonar 22,7 millones de euros por responsabilidad civil, de los que 19,1 millones de euros corresponden a capital principal y 3,6 millones de euros a intereses, a añadir a la multa ya impuesta, informa Europa Press.

SUBVENCIONES Y AYUDAS PÚBLICAS

Además de la sanción de 7,67 millones de euros --1,9 millones menos que lo reclamado por la Fiscalía--, se establecía también la pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas y del derecho de gozar de subvenciones o incentivos fiscales o de la Seguridad Social durante 10 meses, además de al pago de costas, incluidas las de la acusación particular.

Estas cantidades suman más de 30,4 millones de euros. Globalia ya ha depositado en el Juzgado una cantidad similar (30,37 millones) para garantizar la responsabilidad que pudiera derivarse de la investigación de la causa, por lo previsiblemente quedaría liquidado.

Piqué insistió en su deseo de ser presidente del Barcelona, aunque no lo ve "a corto plazo"