El Periódico

Atlantia-Abertis: Un gigante de los peajes

La posible unión de Atlantia y Abertis crearía un coloso global de las autopistas, con Criteria, hólding de La Caixa,como socio de referencia

Atlantia-Abertis: Un gigante de los peajes

JOAN PUIG

Peaje de la autopista AP-7.

Miércoles, 19 de abril del 2017 - 20:38 CEST

Un coloso global de las autopistas con un valor de partida de más de 34.000 millones de euros. La posible fusión de la italiana Atlantia y de la española Abertis, aún en un estado preliminar, daría como fruto un grupo con 13.600 kilómetros de vías de pago en concesión e ingresos de unos 10.000 millones.

No es solo una hipótesis difusa. De hecho, ya se produjo un contacto entre directivos de la firma española, cuyo consejero delegado y vicepresidente ejecutivo es Francisco Reynés; y de la italiana, a petición de esta segunda. Lo reconoció la compañía española en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El modelo sería similar a cuando Criteria salió de Agbar y pasó a ser socio de la francesa Suez

Incluso se puso sobre la mesa la hipótesis de una oferta de adquisición (OPA) amistosa con contraprestación en efectivo, en títulos o una combinación de ambas fórmulas. Eso supondría que Criteria, la hólding de participaciones industriales de La Caixa -accionista de referencia de Abertis, con el 22,25% del capital- y Edizione, la sociedad de la familia Bennetton -socio principal de Atlantia- darían su visto bueno a la operación.

El modelo sería similar al que se llevó a cabo cuando Criteria salió del capital de Aigües de Barcelona (Agbar). A la vez que se desprendió del 24,4% que aún tenía de la compañía catalana de servicios en favor de Suez Environnement (que pasaba a controlar el 100%), entraba en el capital de la multinacional francesa.

Así dejaba de ser accionista de Agbar pero pasaba a ser el segundo socio de Suez, del que actualmente tiene el 5,9%. El primer accionista de esta compañía es Engie (la antigua GDF Suez), controlada por el Estado francés.

SEGUNDO CAPÍTULO

En el caso del coloso de las autopistas, Abertis pasaría a ser socio de referencia, junto con los Bennetton. La operación se convertiría además en un segundo capítulo de la que ya se frustró por motivos políticos hace una década, cuando la actual Atlantia era Autostrade, también con los Bennetton como socios de referencia; y Abertis tenía todavía como accionistas, además de a La Caixa, a ACS y varias cajas de ahorros que ya han desaparecido.

Desde entonces, el grupo español se ha desprendido del negocio de gestión de aeropuertos que sí mantiene Atlantia; escindió la actividad de aparcamientos (Saba) y colocó en bolsa la división de telecomunicaciones, Cellnex, convertida hoy en uno de los valores del Ibex 35 y de la que Abertis posee el 34% y Criteria otro 5%.

Abertis, que también posee el 57% de Hispasat, se ha volcado en los últimos meses en Francia o Italia, donde desembarcó de nuevo el año pasado al hacerse con la mayoría de A-4 Holding; para compensar la futura pérdida de peso del negocio español, donde sus dos principales concesiones, la AP-7 y AP-2 vencen entre el 2019 y el 2021.

Abertis otorgaría, que se concentra en países con «seguridad jurídica» y que apuestan por la colaboración público privada, otorgaría al nuevo grupo una mayor diversificación geográfica en autopistas (está presente en 14 países), ya que Atlantia está muy concentrada en Italia.

Por lo pronto, en su vuelta a la bolsa tras la suspensión del martes, la acción de Abertis ha cedido el 3%, hasta 15,795 euros. Ha perdido la cota de los 16 euros que había sobrepasado por vez primera en dos años, pero sigue en niveles máximos.

Dos goles de Leo y otro de Rakitic sirven al Barcelona para ganar en el Bernabéu