El Periódico

Fainé cree que habrá diálogo entre Catalunya y España

El presidente de Gas Natural asegura que tiene confianza en "la democracia y los buenos políticos"

Fainé cree que habrá diálogo entre Catalunya y España

ALBERT BERTRAN

Jueves, 20 de abril del 2017 - 12:37 CEST

El presidente de Gas Natural, Isidre Fainé, se ha mostrado convencido de que el diálogo llegará para solucionar el conflicto entre Catalunya y España. En una rueda de prensa previa a la junta de accionistas, Fainé ha destacado su confianza "en la democracia y en los buenos políticos" y ha defendido "la negociación y el diálogo" como base "para llegar a grandes soluciones para todos".

En su estreno en el cargo ante la junta de accionistas tras suceder a Salvador Gabarró, fallecido hace un mes, Fainé ha eludido hablar de los últimos casos de corrupción y del 'procés', pero se ha mostrado confiado en la capacidad de negociación del Ejecutivo central y de la Generalitat yen que el diálogo "en un momento u otro" llegará. 

Esa es la misma apuesta mantiene para solventar el conflicto que mantiene con Colombia por la expropiación de su filial Electricaribe. Pese a que la compañía inició una demanda en el organismo arbitral Uncitral, de las Naciones Unidas, ha asegurado que hará "todos los esfuerzos" para alcanzar "una solución que sea buena para los colombianos y para los inversores de Gas Natural". No es solo, ha agregado, porque es un país con unas grandes perspectivas de crecimiento sino porque entra en su estrategia de crecer en los mercados emergentes, entre los que destaca Latinonamérica.

Fainé ha glosado la figura de su predecedor, Salvador Gabarró, al que ha considerado "el alma, junto con el consejero delegado, Rafael Villaseca, del espectacular crecimiento de los últimos años". Pero, además, ha agregado que "no solo fue líder por los grandes proyectos sino por los pequeños detalles de cada día, el trato con las personas y su sentido de la justicia".

RATIFICACIÓN DE VILLASECA

A su vez se ha mostrado "muy satisfecho" por el trabajo de Villaseca, con cuya "inestimable colaboración" espera seguir contando. Ante la pregunta de si pensaba llevar a cabo relevos en su equipo directivo ha sido tajante: "No me dejo influir por modas y menos por presiones. Escucho a todo el mundo, pero acostumbro a hacer y guiarme por la intuición y el conocimiento".

Tampoco ha querido poner fecha a su jubilación, cuando le han preguntado por ello. Tras retar en broma a "hacer una carrera de 100 metros por la avenida Diagonal" al periodista que se lo ha preguntado, ha asegurado que seguirá al pie del cañón "mientras Dios me lo permita". "Mi vida es de servicio porque así me lo enseñaron mis padres".

Por su parte, Villaseca ha afirmado que ha llegado el momento de hacer una mercado energético "más racional". Ha recordado que el precio mayorista en España es de los más bajos de Europa, pero se encarece por los impuestos. Eso hace que, pese a tener las centrales de ciclo combinado al 15%, se importe electricidad de Francia y de Portugal porque el precio es 10 euros por megawatio y hora (MWh) más barato.

Villaseca ha asegurado que la compañía quiere ser "parte de la solución" del problema de la pobreza energética en España, aunque ha destacado que no es la solución ni la responsable. Tras lamentar de nuevo el fallecimiento de una anciana en Reus (Baix Camp) por el fuego provocado por unas velas que usó para alumbrarse después de que le cortaran la luz, ha explicado que la empresa ha trabajado con las administraciones públicas para identificar a más de 21.000 clientes vulnerables de 1.394 poblaciones de todo el país. El grupo ha implementado además un nuevo plan de atención a clientes vulnerables, al que ha destinado 4,5 millones.