El Periódico

«Comercio 'on line' y físico son dos negocios distintos»

JOSEP M.
BERENGUERAS

Martes, 18 de noviembre del 2014

IMPULSOR. Ronan Bardet, fundador de EGI Group, firma de servicios para el comercio electrónico.

Ronan Bardet (1978) cuenta con una década de experiencia en el sector del comercio electrónico. Aunque le pilló el estallido de la burbuja puntocom justo al graduarse, rápidamente vio que quería dedicarse al e-commerce. Trabajó en Redcoon y fundó casi una decena de start-ups, y desde el 2010 dirige EGI Group, una firma de servicios de internet que agrupa un ecosistema de empresas dedicadas a ayudar a cualquier tipo de actor dentro del sector del comercio electrónico.

-¿Qué es EGI Group?

-Quería crear un lugar donde lanzar empresas del sector, tanto desde el punto de vista de servicios a otras empresas como de venta de producto. Actualmente somos unas 20 personas, aunque cada colaborador tiene su línea de negocio, desde una base de datos para encontrar profesionales del sector a firmas que facilitan la internacionalización, el encontrar financiación... Cada una ofrece un servicio distinto. También organizamos los Club E-commerce Summit: en marzo, invitamos a tiendas y retailers españoles, les presentamos soluciones innovadoras y organizamos encuentros uno a uno para que encuentren sinergias. En octubre, en el Cross Border, buscamos ayudar a las empresas de todo el mundo a dar el salto internacional.

-¿Qué tipo de clientes tienen?

-De todo tipo, desde gigantes como Rakuten a pymes como Emakers.es.

-¿De qué hay más demanda en este sector?

Últimamente, nos encontramos con muchas soluciones de comercio electrónico que quieren entrar en España, que empieza a posicionarse muy bien en el sector. Son empresas que ofrecen tecnología a otras firmas del sector para mejorar su operativa, márketing, etcétera. También tenemos muchas firmas que quieren internacionalizarse.

-En general, ¿los comercios on line de España lo están haciendo bien?

-Hay un problema en general... Y es que los propietarios de las tiendas físicas están tan sumergidos en el día a día que es muy difícil estar informados de todo lo que existe para mejorar las ventas, por lo que solo los grandes pueden estar a la última. La mayoría solo dependen del márketing, pero hay más soluciones para incrementar la facturación.

-¿Es lo mismo tener una tienda física que una on line?

-Son dos negocios distintos, no tienen nada que ver. No se pueden gestionar con las mismas personas, se necesitan profesionales del sector.

-Pero, ¿todas las tiendas físicas tienen que tener una versión on line?

-Muchos dicen que sí, y el problema es que a veces los retailers lo interpretan al pie de la letra: montan la tienda on line y esperan que venda sola. Así no funciona. Las tiendas deben entender que el comercio electrónico es una inversión, no es gratis.

-¿Y para los que no pueden invertir tanto?

-Hay soluciones, como los marketplace. En general, son un buen lugar para testar si los productos tienen éxito antes de invertir más dinero.

-¿Qué tendencias detecta?

-Por un lado, queda mucho por hacer en social commerce. Las redes sociales sirven para comunicar, pero empieza a haber herramientas para vender desde ellas, mejorando la comunicación con el cliente. Los datos de las redes sociales pueden servir para mejorar las ventas e incrementar la fidelización. Por el otro, la omnicanalidad también es importante, ya no hay diferencias entre canal on line y físico, móvil, presencias… El futuro es que no haya un solo canal y que se venda a todo el mundo.

TEMAS

Considera que la gente quiere a los mejores y Bellerín lo es