El Periódico

CANDIDATO A RELEVAR A MÉNDEZ EN UGT

Cilleros: "Nos ha faltado valentia para exigir responsabilidades"

"No hay matices en el derecho a decidir: las pensiones son iguales para todos"

Cilleros: "Nos ha faltado valentia para exigir responsabilidades"

AGUSTÍN CATALAN

Miguel Ángel Cilleros, secretario general de la federación de Servicios de UGT y candidato a relevar a Cándido Méndez.

MERCEDES JANSA / MADRID

Martes, 8 de marzo del 2016 - 14:36 CET

El 42º congreso de la Unión General de Trabajadores (UGT), que se inicia este miércoles, tendrá unas grandes dosis de renovación. Durante tres días, 601 delegados en representación de 928.846 afiliados debatirán la reagrupación de las seis federaciones sectoriales en tres, una nueva orientación del trabajo sindical, más próximo a los trabajadores más jóvenes y a los parados y el relevo de Cándido Méndez como secretario general.

Miguel Ángel Cilleros, salmantino, de 53 años, responsable de la federación de servicios para la movilidad y consumo, es uno de los que aspira a dirigir el sindicato y cerrar una etapa en la que UGT ha estado bajo focos de sospecha.

- ¿Tres candidatos es síntoma de desconcierto?

- No. En todo caso es un síntoma de pluralidad que enriquece al sindicato.

- ¿Qué le diferencia a usted de Josep María Álvarez y de Gustavo Santana?

- Diferencia personal, ninguna. Pero sí las hay sobre el modelo de organización que no son de matiz. Por ejemplo: Quiero una organización territorial y socialmente cohesionada en la que el modelo de derechos de los trabajadores se defienda igual en todas las comunidades y que no ponga en riesgo ni el modelo constitucional de Estado ni el modelo de pensiones igual para todos los trabajadores. No hay matices cuando se defiende el derecho a decidir.

- Esto por lo que respecta a Álvarez, pero Santana ha pedido mayor participación de los afiliados en detrimento de los delegados de las empresas y abrir las puertas a primarias.

- No somos un partido político y no creo que haya que dejarse arrastrar por modelos que no tienen que ver con un sindicato. No podemos apartar a los delegados en nuestra toma de decisiones. Si les doy la responsabilidad de que sean los representantes en los centros de trabajo, no puedo dudar de ellos a la hora de aplicar la democracia interna. Tenemos suficientes órganos de participación. En todo caso, se puede mejorar su funcionamiento.

- Entonces, ¿cuál es el modelo de sindicato que defenderá en el congreso?

- La experiencia me dice, y sé que no es sencillo, que hay que desarrollar un modelo sectorial más cercano a los trabajadores en sus empresas y que de respuesta a las nuevas profesiones que aparecerán en el futuro y ante un nuevo modelo de relaciones laborales quizá más individualizado y más digital.

- ¿Y eso como se hace?

- No perdiendo la identidad de cada una de las actividades del sindicato. Y con mayor visualización de nuestra tarea, debemos recuperar el orgullo de ser ugetistas y decir que el 99,9% de los afiliados y dirigentes son gente honrada y honesta.

- ¿Les ha faltado a ustedes autocritica y reflejos?

- Nos ha faltado valentía sindical y nos ha sobrado egoísmo a la hora de exigir responsabilidades a todos los niveles. Hemos descargado demasiadas cosas en la dirección confederal. Ante algunos casos nos hemos puestos de perfil, se ha tardado en responder y ha faltado autoridad. Yo tuve que decirle a un compañero de mi federación, la de transportes, el secretario general de UGT de Madrid, que no podía seguir en el puesto por el caso de las tarjetas opacas de Bankia, que no encajaba en el modelo de sindicato que defendía.

- ¿Cómo se va a resolver esto en el congreso?

- Con la reducción de seis a tres federaciones vamos a adelgazar las cúpulas para ser más eficaces en la gestión y vamos a tener una comisión de control del código ético con tres personas que no están vinculadas a la organización. Hay que desarrollar todos los ámbitos democráticos del sindicato hasta el final.

- ¿Le pueden acusar a usted de continuista?

- Eso es desconocer  el cambio que se va a producir en este congreso, que será ambicioso.

- ¿Tienen la autoestima baja?

- Creo que eso es cosa del pasado. Ahora vamos a demostrar a la sociedad que tenemos propuestas para ser más transparentes que nadie y que no vamos a tener a compañeros que no respondan al espíritu de este sindicato.

- ¿Está dispuesto a pactar con las otras candidaturas para evitar llegar al plenario con tres listas o al menos dos?

- No voy a ser un obstáculo para nada, pero no me voy a integrar en una candidatura con la que no esté de acuerdo en su modelo sindical y de país. No creo que sea un problema de personas, sino de conceptos.

- Si es elegido secretario general, ¿qué tipo de gobierno le gustaría tener enfrente?

- Un gobierno que reconociera el esfuerzo que han realizado los trabajadores, que restituyera los derechos sociales y devolviera la calidad democrática que nos han recortado, derogando la reforma laboral y la 'ley mordaza'.

La UD Las Palmas supo neutralizar el poder atacante del Real Madrid por dos veces

Si la cara es el espejo del alma, a Cristiano Ronaldo le sentó a cuerno quemado ser sustituido por Lucas Vázquez