El Periódico

Entradas MOUSTACHE

PODER ADQUISITIVO

Los precios bajan en uno de cada tres productos de la cesta de la compra

La inflación se hunde en febrero hasta el -0,8% por electricidad, carburantes y alimentos

En Catalunya el índice anual de precios se sitúa en el -0,5%

ROSA MARÍA SÁNCHEZ / MADRID

Viernes, 11 de marzo del 2016 - 10:03 CET

Un motorista paga, ayer, el combustible en una gasolinera de Caracas.

El índice de precios de consumo (IPC) acentuó su caída en febrero, al situar su tasa anual en el -0,8% frente al -0,3% registrada en enero. Según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) -que confirman lo adelantado ya a finales de febrero- el descenso de la tasa de inflación se explica, sobre todo, por la la bajada de los precios de la electricidad, los carburantes y la alimentación no elaborada.

En tasa mensual, el IPC de febrero bajó el 0,4% respecto al mes de enero por el abaratamiento de la energía y por el efecto de las rebajas en vestido y calzado, sobre todo.

El INE también ha publicado el IPC armonizado (IPCA) de febrero, cuya tasa anual se sitúa en el -1%, frente al -0,2% de la zona euro. Así el diferencial de inflación se amplía una décima a favor de España, hasta los 0,8 puntos

UNO DE CADA TRES

Según los datos del INE, los precios de 18 productos y servicios han caído en el último año, sobre un total 57 rúbricas cuyos precios son rastreados por el instituto oficial. Es decir, los precios han caído en uno de cada tres productos, sobre todo en calefacción, alumbrado y agua (-12,4%), carburantes y combustibles (-14,2%) y legumbres y hortalizas (-9,8%).

Las subidas más importantes se concentran en el aceite (20,7%) y en servicios como las comunicaciones (2,7%, sobre todo por los servicios telefónicos), el turismo y la hostelería (1,5%) y los servicios médicos (2,1%).

DEFLACIÓN LEJANA

Esta combinación da como resultado que, si se eliminan los precios más volátiles de los productos energéticos y los alimentos no elaborados, la llamada inflación subyacente no solo no está en territorio negativo, sino que en febrero aceleró ligeramente su avance, pasando del 0,9% de enero al 1% en febrero.

"En suma -concluye la fundación Funcas-, el descenso de la inflación en enero obedeció a la caída de la misma en los productos energéticos y en los alimentos no elaborados, mientras que la inflación subyacente, por el contrario, se elevó, lo que aleja los temores de deflación". A esta misma conclusión llega Instituto Flores de Lemus, de la Universidad Carlos III: "El que la inflación negativa se origine en grupos muy concretos del IPC hace que no pueda hablarse de una espiral deflacionaria".

CATALUNYA Y PAÍS VASCO, EN CABEZA

La tasa anual del IPC disminuyó en febrero en todas las comunidades autónomas. Registraron tasas superiores a la media nacional diez de ellas, correspondiendo las mayores tasas a Cataluña y País Vasco (-0,5% ambas). Entre las comunidades con tasas de variación del IPC inferiores a la media nacional, las menores tasas se registraron en Castilla-La Mancha (-1,4%) y Castilla y León (-1,2%).

"No siempre podemos ganar o dar espectáculo", admite el brasileño