El Periódico

Cada mileurista se ahorrará 49 euros al año con la exención del IRPF

Los técnicos de Hacienda estiman que liberar del tributo a las rentas inferiores a 12.000 euros apenas beneficiará a 400.000 contribuyentes y costará al fisco 19,7 millones

AGUSTÍ SALA / Barcelona

Miércoles, 26 de febrero del 2014 - 17:48 CET

Cada mileurista se ahorrará ua media de 49 euros al año con la exención de tributación en el IRPF a quienes ingresan menos de 12.000 euros al año que anunció en el Congreso el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. La medida beneficiará apenas a unos 400.000 contribuyentes, según los técnicos de Hacienda, agrupados en Gestha. Esta decisión costará a las arcas públicas apenas 19,7 millones de euros, según estos profesionales.

El colectivo ha estimado que los beneficiarios serían quienes cobran en la actualidad entre 11.121,20 y 12.000 euros anuales, que son los que actualmente tributan en esa franja. Pese a ello, quienes ingresan menos de 12.000 euros anuales son más, ya que llegan a 12 millones de personas. Pero muchos de ellos ya se liberan del pago porque la mayoría ganan menos de 11.121,20 y ya no tributan nada desde el 2010.

En Gestha recuerdan que muchos de quienes se incluyen en esa franja de ingresos ya están exentos de IRPF. Son, por ejemplo, los pensionistas mayores de 75 años que realizan la declaración individual o las parejas con dos hijos que presentan la declaración conjunta, casos en los que el mínimo exento supera los 12.000 euros.

El secretario general de Gestha, José María Mollinedo, avisa de habrá que esperar a que se apruebe la reforma fiscal para aclarar los detalles. En este sentido, recuera que "el Ejecutivo no descaerta elevar los mínimos personales por hijos y por los ascendientes y personas con discapacidad que convivan con el contribuyente".

Rajoy anunció que las reformas se aprobarán mediante proyectos de ley que entrarán en el Congreso en junio. Una comisión de expertos elabora los consejos que deben guiar la reforma tributaria.

El técnico recuerda que el Barça es su casa y no descarta nada