El Periódico

Entradas MOUSTACHE

DECISIONES DE POLÍTICA MONETARIA

El BCE sorprende al bajar los tipos al 0% y elevar la compra de deuda

El banco central europeo eleva a 80.000 millones el programa mensual de compra de deuda

El tipo de interés negativo sobre los fondos depositados en el banco central pasa del -0,30% al -0,40%

El BCE sorprende al bajar los tipos al 0% y elevar la compra de deuda

RALPH ORLOWSKI

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE). 

Jueves, 10 de marzo del 2016 - 14:01 CET

Puede que se haya guardado una bala de plata, pero el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, parece haber echado mano de todo (o casi todo) su arsenal con el fin de propinar el estímulo definitivo que precisa la economía de la zona euro para salir del marasmo y lograr situar la inflación entorno del 2% (frente al -0,2% del mes de febrero).

“Hemos demostrado que no nos falta munición”, ha dicho Draghi en la rueda de prensa posterior al consejo de gobierno del BCE, en Francfort, un año después de haber puesto en marcha su programa de compra masiva de deuda, en marzo del 2015.

Según el comunicado emitido , el precio oficial del dinero se baja al 0%. El tipo de interés con que se penaliza a las entidades por no dar préstamos y aparcar su dinero en los depósitos del BCE se recorta desde el -0,30% al -0,40%. Además, se eleva de 60.000 a 80.000 millones mensuales el programa de compra masiva de deuda pública y privada y se amplía a bonos emitidos por las empresas. Por último se pone en marcha a partir de junio de un nuevo programa de refinanciación ilimitada a las entidades financieras, a tipo cero, condicionada a que estas concedan más créditos a familias y empresas (TLTRO, por su sigla en inglés).

SORPRESA

“El BCE no se podía permitir el lujo de decepcionar como hizo en diciembre y no lo ha hecho”, opina José Ramón Díez Guijarro, del servicio de estudios de Bankia. En realidad, el BCE ha sorprendido este jueves a los mercados con una batería de decisiones encaminadas a estimular el crédito que han ido bastante más lejos de lo esperado por los analistas financieros.

Las medidas anunciadas suponen, según Robert Tornabell, catedrático de Banca de ESADE Business & Law School, un “cambio de rumbo de la política monetaria europea”, en el que destaca la decisión que autoriza la compra de deuda de las empresas, “una medida que favorece la economía real y que sigue la senda que ya inició la Reserva Federal de EEUU hace siete años”.

“ Ahora la pregunta es, ¿estas medidas serán suficientes para resolver los problemas?” plantea Aurelio García del Barrio, del IEB. “La respuesta es no. Los distintos países de la zona euro deben seguir trabajando en la implementación de las reformas estructurales y en políticas fiscales que favorezcan el crecimiento económico”, añade.

MENOS CRECIMIENTO E INFLACIÓN

Las medidas de estímulo adoptadas pretenden ser coherentes con las nuevas previsiones del BCE, que revisan a la baja las perspectivas de crecimiento e inflación para los tres próximos años. El BCE prevé ahora que la zona euro crecerá este año el 1,4% (frente al 1,7% estimado en diciembre) y que la inflación apenas llegará al 0,1% (1% en la estimación anterior) tras fondear varios meses en zona negativa.

El BCE pronostica que la zona del euro crecerá en el 2017 el 1,7 %, (1,9 % en las previsiones de diciembre) y en el 2018 el 1,8 %, con una inflación del 1,3 % en 2017 (1,6 % en diciembre) y del 1,6 % en 2018. Tres años después, la inflación aún no rozará el objetivo del 2%.

Desde el punto de vista de Draghi, estas perspectivas confirman que la recuperación económica en la Eurozona “es gradual y frágil pero es continua”. El presidente del BCE ha sido rotundo al asegurar que “no estamos en deflación” y en defensa de las medidas adoptadas por el organismo hasta ahora ha afirmado que sin ellas se habría caído en “una deflación desastrosa”.

REACCIÓN DE LOS MERCADOS

En un primer momento, la bolsa saludó los anuncios del BCE con fuertes subidas. El Ibex llegó a repuntar el 3,3% y la cotización del euro frente al dólar cayó más de un centavo, hasta los 1,085 dólares. Pero tras la rueda de prensa de Draghi el euro volvió a subir con fuerza y se cambiaba a casi 1,12 dólares, mientras que el Ibex 35 cerró plano (+0,07%).

Paradójicamente, los bancos son los valores que mejor han evolucionado, con Popular (+4,64%), Sabadell (+4,43%), CaixaBank (+2,94%) y Bankia (+2,71%) en cabeza. Y es que, aunque el entorno de bajos tipos de interés penaliza el negocio de la banca, se considera que podrán sacar ventaja de las nuevas inyecciones de liquidez.

Las bolsas europeas también subieron tras conocer los nuevos estímulos del BCE, especialmente, los títulos del sector bancario, pero cerraron con pérdidas entre el 0,5 % de Milán y el 2,3 % de Fráncfort.

Para los analistas es "sorprendente" la tibia reacción del mercado a la "generosidad" de Mario Draghi. El estratega de mercados de IG Daniel Pingarrón considera que los inversores han sobreponderado la idea de que será "difícil" ver más acciones en el futuro después de lo visto este jueves.