El Periódico

NUEVOS PROBLEMAS PARA EL LÍDER DE LA PATRONAL ESPAÑOLA

Un juez embarga 38 millones a Díaz Ferrán por la quiebra de Air Comet

El auto pide el decomiso preventivo de bienes del presidente de la CEOE y su socio Gonzalo Pascual

El magistrado detecta «graves irregularidades» en la gestión de los exadministradores de la aerolínea

JOSEP M. BERENGUERAS / Barcelona

Sábado, 7 de agosto del 2010

Protesta de los trabajadores de Viajes Marsans el pasado 22 de mayo.

Al presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Gerardo Díaz Ferrán, no se le terminan los problemas ni tras la venta de sus empresas. El Juzgado de lo Mercantil número 8 de Madrid ha decretado el embargo «preventivo» de bienes por importe de 37,64 millones de euros a Inversiones Grudisan –sociedad patrimonial de Díaz Ferrán– y a su socio, Gonzalo Pascual, por el concurso de acreedores de Air Comet. El juez considera «fundada» la posibilidad de que este concurso se califique como «culpable» tras detectar «graves irregularidades» en la gestión de los exadministradores de la aerolínea quebrada en diciembre del 2009.

En un auto fechado el pasado 3 de agosto, contra el que no cabe recurso, el juez sustituto Javier Yáñez extiende el embargo a dos de los hijos de Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual (Gerardo Díaz Santamaría e Ignacio Pascual de Riva), y a un exconsejero de Air Comet, José María Llodrá Serrano. El magistrado considera acreditada la posible culpabilidad de los expropietarios porque Air Comet afrontaba abultados impagos desde enero del 2008, y no fue hasta diciembre del 2009 cuando se acogió a la ley concursal para renegociar la deuda con los acreedores.

NUEVOS GASTOS / «Esa pasividad pudo generar en una agravación de la insolvencia, al mantener en el tráfico económico una sociedad que no puede atender sus obligaciones, generando nuevos gastos y contrayendo nuevas obligaciones que no podría atender», añade el auto.

El juez pone como ejemplos el «importante pasivo» de 7,33 millones que arrastraba la empresa con la Seguridad Social hasta febrero del 2009; que desde enero del 2008 hasta la declaración de concurso no afrontaba los ingresos correspondientes a retenciones del IRPF por trabajo personal y que no pagaba salarios desde julio del 2009. Por ello, cifra el embargo de bienes en 37,6 millones correspondientes al pasivo generado entre marzo del 2008 y diciembre del 2009, y busca evitar que el patrimonio «disminuya o directamente desaparezca».

El auto también concluye que existe un «importante desbalance» en el patrimonio de la concursada que impedirá satisfacer las deudas de los más de 24.000 acreedores (viajeros afectados), ya que cuando solicitó el concurso los activos de la firma ascendían a 84,5 millones, frente a un pasivo de 310,4 millones.

PATRIMONIO / La declaración de un concurso de acreedores como culpable es muy temida por los empresarios, ya que obliga a estos a hacer frente con su patrimonio a las deudas existentes. En el caso de Díaz Ferrán y Pascual, además, se da el caso de que ya no son los propietarios de la aerolínea, pues lograron vender Viajes Marsans, Air Comet, Hotetur, Newco y hasta 50 sociedades más integradas en Teinver a Posibilitum Business, grupo controlado por el empresario Ángel del Cabo. Sin embargo, los tribunales podrían aplicar también el embargo de bienes a Díaz Ferrán y Pascual en el caso de declarar culpables concursos como los de Viajes Marsans o Crisol.

La actual propietaria de la aerolínea, en un comunicado, defendió ayer a los expropietarios de la firma destacando su «compromiso empresarial y personal», y se mostró esperanzada en que la indemnización que pueda obtenerse de la demanda presentada contra Aerolíneas Argentinas (hasta 1.150 millones, según Teinver) sirva para cancelar las deudas con los acreedores.