• Sábado 25 octubre 2014, 01:03 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión
ENTREVISTA CON EL SECRETARIO DE LA ASSOCIACIÓ DE VEïns DE LA SAGRERA | Prejubilado
Vecino muy ocupado Enric Barris se dedica en cuerpo y alma a la asociación vecinal de La Sagrera tras prejubilarse en la empresa farmacéutica en la que trabajaba. Reclama implicación.

Enric Barris: «Los vecinos se quejan, pero participan poco»

Miércoles, 29 de junio del 2011 Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
ÓSCAR HERNÁNDEZ
BARCELONA
Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra

Tiene un apellido muy vecinal y tiempo y ganas para revindicar cosas para La Sagrera («siempre con el artículo, que a veces no lo ponen», precisa). Enric Barris (Barcelona, 1950) lleva 12 años como secretario de la Associació de Veïns de La Sagrera. Ha vivido muy de cerca la transformación urbanística e intuye ya el inmediato futuro marcado por la estación del AVE y por la treintena de proyectos aprobados para mejorar la vida de sus vecinos. Si de algo se queja es de que la gente no participe más en las entidades del barrio.

JONATHAN GREVSEN

Edición Impresa

Edición Impresa

Versión en .PDF

Información publicada en la página 47 de la sección de Distritos de la edición impresa del día 29 de junio de 2011 VER ARCHIVO (.PDF)

—¿Doce años como secretario de la Associació de Veïns de La Sagrera y no ha ejercido de presidente?

—Nunca he querido porque hay gente más preparada. Prefiero estar detrás. Me gusta el papel del secretario: ordenar las cosas, llevar la agenda, clasificar documentos... Un trabajo voluntario. Siempre he participado en cosas de la comunidad y aconsejo a todos que lo hagan. Hay quien me dice que soy tonto, pero alguien tiene que hacer mi trabajo.

—Los demás vecinos, ¿son tan participativos?

—En la fiesta mayor del barrio, sí. Pero para el resto de cosas, no. La gente solo se moviliza cuando hay problemas. Antes en la asociación había vocalías de jóvenes y de mayores y todos venían más a nuestro local. Ahora, al haber más entidades, los vecinos estamos más divididos.

—¿Los jóvenes también pasan?

—Se mueven, pero no con la AAVV. No se por qué. Pero si no participan ahora, ¿cuándo lo harán? Hay plenarios, consells, pero los vecinos apenas asisten. Te dicen las cosas en el bar y en la calle. Y cuando pides que pongan una denuncia o que participen en comisiones, dicen que no. Es fácil quejarse delante de una cerveza, pero reunirse a las ocho de la tarde o a las 10 de la noche cuesta más.

—¿Qué es lo más importante que han conseguido?

—Sin duda, el plan de equipamientos del barrio de La Sagrera. Entre los proyectos destacan el polideportivo y el centro cultural que se construirán en la calle de Hondures. También se ha arreglado el casco antiguo. La calle de Garcilaso ha ampliado aceras y tiene una zona de paseo muy digna. Las nuevas líneas de metro del barrio, la 9 y la 10, permiten ir y venir de Badalona y Santa Coloma. Con ellas tenemos cuatro líneas. Solo falta que llegue la L-4.

—Y encima apenas hay zonas azules y verdes de aparcamiento.

—Antes no queríamos tenerlas porque las obras del AVE restaban aparcamiento para los vecinos. Ahora sí hemos pedido un estudio del área verde. Hay gente que viene de fuera y deja el coche en La Sagrera para coger el metro. Menos mal que han habilitado dos solares para aparcar los vecinos, pero no es suficiente.

—¿Qué tal el ruido de las obras?

—Muchas personas entienden que el ruido por las noches es inevitable si queremos disfrutar en un futuro cercano más cómodo en el transporte, si aspiramos a llegar hasta el aeropuerto en metro, por ejemplo. Hemos logrado que se trabaje fines de semana para adelantar obras del metro y del AVE. Pero las molestias son inevitables.

—En asambleas vecinales debe ser complicado ponerse de acuerdo.

—Si en casa es difícil que dos o tres personas coincidamos, imagínese con un grupo de vecinos. Aunque nunca hemos acabado a gritos, hemos tenido discusiones. Hay gente que entra en la asamblea dispuesta a no escuchar y que va en contra de todo. Pero eso pasa en todos los sitios.

—¿Y lo de apellidarse Barris?

—Ja, ja, ja. No sé de dónde viene. Y la concejala de Sant Andreu me llama Enric Districtes, y el alcalde Hereu, Enric Ciutat. Pero eso es porque asisto a todos los actos municipales, hasta a los de otros distritos.

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Barcelona

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado