• Martes 16 septiembre 2014, 15:18 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión

OPINIÓN

El último ridículo de Ferrari

El 'caso Vettel' demuestra que en el 'paddock' de Alonso no parecen estar las personas más idóneas

Viernes, 30 de noviembre del 2012 - 19:54h. Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
Emilio Pérez de Rozas Periodista

Demostrado está que cada desastre o fracaso de Ferrari se ha cerrado con el despido de alguno de los millonarios jefes de la 'Scuderia'. Contaba el otro día Miguel Martínez que, al parecer, las manos, habilidad y magia de Fernando Alonso van al salvar este año de la guillotina a más de uno, pues su opinión, pese a no haber logrado aún el título soñado, ha ganado peso en el seno de la factoría de Maranello, cuyo máximo jefe, Luca di Montezemolo, ya se ha dado cuenta de que si 'el Nano' no le ha proporcionado el cetro de la F-1 no ha sido por su culpa, sino por la culpa de quien diseño y fabricó sus coches y/o quien gestiona las carreras desde el boxe y el muro.

Fernando Alonso regresa a los talleres de Ferrari tras las series de calificación del GP de Brasil. AFP / YASUYOSHI CHIBA

El último desastre provocado por Ferrari así lo demuestra. Cuando miles de telespectadores, una televisión (Sky) y más de un rival aprecian irregularidades en la remontada de Sebastian Vettel en el Gran Premio de Brasil, los dirigentes rojos se cruzan de brazos y son incapaces de reaccionar de inmediato para saber si realmente tienen alguna posibilidad de que, ya sobre la marcha, se sancione al líder del campeonato por haber superado a más de un rival con los semáforos amarillos intermitentes.

Y, no solo eso, sino sabiendo que "no hay caso", como acaba de señalar la FIA, el mismo domingo por la noche (ya demasiado tarde, claro) va y tolera que se monte todo este lío a su alrededor, utilizando su nombre, su prestigio y su imagen. Peor aún, va y, pasados tres días, reclama o pide explicaciones a la FIA cuando sabe que "no hay caso". Y, ya en el colmo del atrevimiento, va y, cuando la FIA le contesta "ya te dijimos en Sao Paulo que no había caso, no sé por qué reclamas", cuenta que es porque sus fans han hecho demasiado ruido, se lo reclaman y no tiene más remedio que hacer ver que se interesa por el caso.

Es posible, sí, que Montezemolo no vaya a cambiar nada en el departamento de carreras de Maranello. Es posible. Pero es evidente, cristalino, que lo ocurrido en Sao Paulo, como lo ocurrido en Abu Dabi, como lo ocurrido en el diseño y fabricación del monoplaza que ha impedido a Alonso estar, con regularidad, peleando, al menos, en parecidas condiciones que Red Bull, McLaren y, a veces, incluso que Renault o Sauber, debería ser suficientemente grave como para alguien allí dentro decida que no parecen estar las personas más idóneas para explotar las virtudes del que todo el 'paddock' considera el mejor piloto del mundo.

Si no ganas teniendo al mejor es que el que fallas eres tú, Luca. O los tuyos.

Noticias relacionadas

 
Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado

También en elPeriódico.com