El Periódico

Venta anticipada Estopa en el Palau Sant Jordi 2015

ÚLTIMA HORA El 50% de los catalanes rechazan la independencia frente al 42,9%, según el CEO

El reto de España

La selección dirigida por Del Bosque no se aparta del camino emprendido hace cinco años en Viena y busca en Brasil el único gran título que le falta para continuar su ciclo triunfal

CARLOS F. MARCOTE / Madrid

Sábado, 15 de junio del 2013 - 04.24 h

Piqué firma autógrafos en la concentración de la selección española en Miami.

Están todos los que alzaron la Eurocopa el año pasado en Kiev excepto Juanfran, Llorente, Negredo y el convaleciente Xabi Alonso, sustituidos por Azpilicueta, Monreal, Soldado y Villa, y llegaron el miércoles a Recife, donde mañana la selección española debuta contra Uruguay, con la idea de que la Copa Confederaciones no es un viaje de recreo en el que descargar sin más las tensiones de otra temporada agotadora. Eso es, al menos, lo que el seleccionador, Vicente del Bosque, quiere ver en la buena disposición que ha encontrado en todos y cada uno de los jugadores, concienciados al máximo de que el ensayo general para el Mundial de Brasil 2014 es ya algo más que un invento extemporáneo que la FIFA quiere asentar de cualquier manera.

Cada convocatoria para la selección hecha por Del Bosque es sin embargo una fiesta para los jugadores elegidos y esa es la mejor noticia para el gran timonel de La Roja y su empeño en alargar el ciclo triunfal que vive el equipo español desde el 2008, con el único lunar precisamente de la anterior edición de la Copa Confederaciones, en Sudáfrica hace ahora cuatro años, a la que la selección española no llegó en las mejores condiciones físicas y mentales. Estados Unidos puede dar fe de ello. Eliminó a La Roja en las semifinales.

>> Lea la información completa la Copa Confederaciones en e-Periódico.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario